Un nuevo estudio revela un aumento espectacular de las intoxicaciones por plaguicidas a nivel mundial

Las intoxicaciones notificadas en todo el mundo aumentaron de 25 millones en 1990 a 385 millones en la actualidad.

En un exhaustivo estudio publicado hoy, los científicos informan que las intoxicaciones por pesticidas en granjas de todo el mundo han aumentado dramáticamente desde la última evaluación global hace 30 años.

Sobre la base de una evaluación de los datos de intoxicación disponibles de países de todo el mundo, los investigadores concluyen que hay alrededor de 385 millones de casos de intoxicaciones agudas cada año, frente a los  25 millones de casos en 1990. Esto significa que aproximadamente el 44% de la población mundial que trabaja en granjas (860 millones de agricultores y trabajadores agrícolas) se envenena cada año.

La revisión sistemática de las intoxicaciones agudas no intencionales por pesticidas se publicó hoy en la revista BMC Public Health,. El artículo, titulado «La distribución mundial de la intoxicación aguda no intencional por plaguicidas: estimaciones basadas en una revisión sistemática», es la primera estimación mundial de este tipo desde 1990.

“Estos hallazgos subrayan la urgencia de reducir y eliminar el uso de pesticidas altamente peligrosos”, dice Kristin Schafer, coordinadora de Pesticide Action Network (PAN) International. “Estos pesticidas están provocando intoxicaciones inaceptables de quienes producen nuestros alimentos, pero también efectos crónicos en la salud como el cáncer e impactos ecológicos como el colapso de la biodiversidad.

El estudio encontró que el mayor número de casos de intoxicación no fatal se registró en el sur de Asia, seguido por el sudeste asiático y África oriental. La incidencia nacional más alta se registró en Burkina Faso, donde casi el 84% de los agricultores y trabajadores agrícolas experimentan intoxicaciones agudas no intencionadas por plaguicidas anualmente.

El total de muertes en todo el mundo por intoxicaciones no intencionadas con pesticidas se estima en alrededor de 11,000 muertes por año. Casi el 60% de los cuales ocurren en un solo país, India, lo que indica serios problemas con el uso de pesticidas, según los investigadores. “Las intoxicaciones por plaguicidas son una crisis de salud pública que debe abordarse”, dijo Sarojeni Rengam, directora ejecutiva de PAN Asia Pacífico.

“Más allá del sufrimiento inmediato, las intoxicaciones también pueden reflejar una exposición que causa efectos crónicos a largo plazo en la salud. Es impactante y vergonzoso que este problema haya empeorado en lugar de mejorar en los últimos 30 años «.

Los autores del nuevo estudio llevaron a cabo una revisión sistemática de la literatura científica publicada entre 2006 y 2018, seleccionando un total de 157 artículos después de evaluar la elegibilidad de más de 800 artículos de acuerdo con criterios establecidos, y datos adicionales de la base de datos de causas de muerte de la OMS. Los datos cubrieron 141 países en total. La mayoría de los estudios se centraron en las intoxicaciones ocupacionales, en particular de agricultores y trabajadores agrícolas. “Somos conscientes de que existen limitaciones en los datos sobre intoxicaciones por plaguicidas”, señala Javier Souza, coordinador de PAN Latinoamérica. “Pero este estudio muestra claramente que esto es un problema global serio que requiere una acción inmediata. Los plaguicidas altamente peligrosos deben eliminarse gradualmente para 2030 para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible globales, y debemos cambiar a sistemas más saludables y resistentes como la agroecología. «

El número estimado de intoxicaciones no intencionadas y no deseadas por pesticidas a nivel mundial en el estudio actual es significativamente mayor que las estimaciones anteriores. Esto se debe en parte a que el estudio actual cubre un mayor número de países y también a que ha habido un aumento del 81% en el uso de plaguicidas desde 1990 (se estima que se utilizaron 4,1 millones de toneladas de plaguicidas en todo el mundo en 2017).

 Los investigadores señalan que no se informa para explicar las estimaciones relativamente bajas de muertes. Esta falta de comunicación también es un problema para las intoxicaciones por plaguicidas en general, ya que muchos sistemas de notificación específicos de cada país carecen de un punto central de comunicación  o carecen de un mecanismo legal que exija la notificación de incidentes.

Los autores concluyen que la pesada carga de las intoxicaciones no intencionadas por plaguicidas pone de relieve el sesgo de la política actual de centrarse solo en las muertes, y la necesidad de abordar más seriamente el problema general de la intoxicación por plaguicidas a nivel internacional y nacional. políticas y regulaciones.

Fuente: Pesticide Action Network (PAN) International.

One Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.