Suiza dejará de exportar plaguicidas prohibidos en su propio país

El gobierno de Suiza anunció que ya no permitirá la exportación de cinco plaguicidas que han estado prohibidos durante mucho tiempo en su propio país debido a daños conocidos para la salud y el medio ambiente.

Dado que el gigante de la industria de pesticidas Syngenta tiene su sede en Suiza, esto es increíblemente significativo y muy, muy buenas noticias. La decisión se produce después de la creciente presión de los grupos socios de Pesticide Action Network (PAN) en Europa para que dejen de permitir este atroz doble rasero en el comercio de plaguicidas.

Public Eye, con sede en Suiza, se ha centrado especialmente en el tema durante el año pasado, documentando tanto las enormes ganancias en toda la industria de las ventas de pesticidas altamente peligrosos (HHP) ($ 13,7 mil millones en 2017) como el impacto de estos productos químicos en los agricultores y trabajadores y comunidades en el Sur Global.

La decisión afecta a cinco pesticidas que han estado prohibidos en Suiza durante muchos años. A partir de enero de 2021, Suiza dejará de exportar: paraquat, atrazina, el profenofos, diafentiurón y metidatión de Syngenta.

A principios de este año, Public Eye publicó un estudio que documenta que Brasil importó 37 toneladas de profenofos de Syngenta en 2018. Uno de los productos químicos incluidos en la nueva prohibición de exportación, el profenofos es un insecticida organofosforado que se sabe que es extremadamente tóxico para los organismos acuáticos, polinizadores y aves. También puede afectar el desarrollo del cerebro humano de manera similar al clorpirifos, que ha sido prohibido en Europa y varios estados de EE. UU.

Public Eye analizó datos de muestras de agua del gobierno brasileño y encontró residuos de profenofos que contaminan los suministros de agua de decenas de millones de personas:

“En una de cada diez muestras, los niveles de profenofos detectados son tales que el agua se consideraría no apta para el consumo en Suiza. Los estados de São Paulo y Minas Gerais son los más afectados”. El uso de profenofos está prohibido en Suiza desde 2005.

“Polo” prohibido en Suiza causa estragos en India

Otro caso documentado y publicado por Public Eye es el envenenamiento de cientos de productores de algodón y trabajadores agrícolas en el estado de Maharashtra en el centro de la India, con el producto diafenthiuron, comercializado como “polo” por Syngenta.

El diafentiurón, cuya exportación estaría también prohibida, es un HHP conocido por ser “tóxico si se inhala” y puede causar daño a múltiples órganos con exposición crónica.

Según los registros gubernamentales desenterrados por Public Eye, Suiza exportó 126,5 millones de toneladas de este pesticida en 2017, de los cuales, 75 millones fueron a la India. El diafentiurón fue prohibido en Suiza en 2009.

La decisión del gobierno suizo fue impulsada por la presión pública que puso de relieve los efectos devastadores de la exportación de pesticidas peligrosos en comunidades de todo el mundo. Por supuesto, Syngenta no está solo. Nuestros socios en PAN Alemania publicaron recientemente un informe que documenta la escala de tales exportaciones desde Alemania, donde tiene su sede el gigante de pesticidas Bayer.

Generación de impulso para bloquear el comercio tóxico

La Unión Europea (UE) ahora está considerando tomar medidas similares a las anunciadas por Suiza, lo que sería una gran victoria para los agricultores y las comunidades en los países importadores de todo el mundo.

Lamentablemente, parece que los Estados Unidos, se dirige en la dirección opuesta. No solo las exportaciones permanecen sin control, sino que los funcionarios de la EPA continúan aflojando los controles en ese país sobre el uso de pesticidas que, durante mucho tiempo han estado prohibidos en otros lugares, incluida, más recientemente, la atrazina (prohibida en la UE desde 2003 y Suiza desde 2012) y el clorpirifos ( prohibido por la UE en 2019).

En su declaración pública final, publicada en julio de este año, el relator especial saliente de la ONU sobre tóxicos, Baskut Tuncak, calificó la exportación de plaguicidas prohibidos como una “práctica deplorable” que debe ser detenida:

“Las naciones más ricas a menudo crean dobles raseros que permiten el comercio y el uso de sustancias prohibidas en partes del mundo donde las regulaciones son menos estrictas, externalizando los impactos en la salud y el medio ambiente en los más vulnerables”.

Aunque se ha retrasado mucho, esperamos que la decisión de Suiza y la consideración de la UE de una acción similar señalen un movimiento para bloquear finalmente esta práctica injusta.

Traducción RALLT

Fuente:  Red de Acción de Plaguicidas de Norteamérica

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.