¿Qué son las soluciones basadas en la naturaleza y por qué son importantes?

En términos más generales, “soluciones basadas en la naturaleza” es un término que se puede utilizar para describir enfoques alternativos y no tradicionales a los problemas ambientales, como inundaciones, escasez de agua o erosión del suelo, mediante el aprovechamiento del capital natural.

Hasta la fecha, la adopción por parte del sector privado de soluciones basadas en la naturaleza para la infraestructura resiliente al clima ha sido limitada y no se está aprovechando todo su potencial.

¿Y qué son las soluciones basadas en la naturaleza?

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) define las soluciones basadas en la naturaleza como “acciones para proteger, gestionar de forma sostenible, y restaurar los ecosistemas naturales o modificados, que abordan los desafíos sociales de manera efectiva y adaptativa, proporcionando simultáneamente beneficios para el bienestar humano y la biodiversidad”.

En términos más generales, “soluciones basadas en la naturaleza” es un término que se puede utilizar para describir enfoques alternativos y no tradicionales a los problemas ambientales, como inundaciones, escasez de agua o erosión del suelo, mediante el aprovechamiento del capital natural.

Si bien el método tradicional en el desarrollo de infraestructura es “gris” –lo que involucra estructuras construidas y artificiales–, las soluciones basadas en la naturaleza abarcan infraestructura natural, verde e integrada, la cual combina elementos de los tres tipos.

Las soluciones basadas en la naturaleza se desvinculan de la construcción de diques, embalses, represas y sistemas de drenaje, por los cuales optaría un enfoque de infraestructura gris para ciertos riesgos climáticos.

En cambio, entre las soluciones basadas en la naturaleza se podría incluir restaurar y conservar los arrecifes de coral y los cinturones de manglares para mejorar la resiliencia a las inundaciones costeras y al aumento del nivel del mar, actuando como una primera línea de defensa para ayudar a disipar la energía de las olas; mejorar la vegetación para reducir los riesgos de deslizamientos de tierra; y crear áreas verdes permeables para ayudar a reponer las aguas subterráneas en regiones que enfrentan escasez de agua.

¿Qué son las soluciones basadas en la naturaleza y por qué son importantes?

¿Por qué son importantes?

Las soluciones basadas en la naturaleza abordan directamente una dependencia excesiva potencialmente insostenible en la infraestructura gris.

La infraestructura gris presenta un problema con dos aristas: depende del uso de recursos a menudo no reciclables y finitos, y suele ser temporal. A medida que los riesgos climáticos aumentan y se intensifican, las soluciones grises deberán mejorarse o reemplazarse. Las soluciones basadas en la naturaleza también requieren mantenimiento y, a veces, deben ser restauradas, pero no en la misma medida, por lo que pueden ser más versátiles que sus contrapartes grises.

Al mantener y reestablecer los elementos naturales, los proyectos que integran soluciones basadas en la naturaleza ayudan a conservar el medio ambiente, crear hábitats para especies en peligro de extinción, reducir las emisiones de carbono y restaurar una belleza estética natural en las comunidades.

Pero el capital natural no se ha incorporado sistemáticamente en la toma de decisiones y en la planificación. Además sostiene que los gobiernos “no siempre reconocen las dependencias o la contribución económica del capital natural.

Esto significa que los países están perdiendo un beneficio clave de las soluciones basadas en la naturaleza: su valor económico. Las soluciones basadas en la naturaleza tienen una mayor resiliencia al cambio climático que los enfoques grises, por lo que tienen menores costos de capital inicial y menores tarifas operativas y de mantenimiento.

Entonces, ¿qué sigue?

Aunque las soluciones basadas en la naturaleza fueron presentadas como una de las seis carteras de acción prioritarias por el Secretario General de las Naciones Unidas en la Cumbre de Acción Climática de la ONU de 2019, la infraestructura gris sigue siendo el estándar tradicional.

Los debates sobre las soluciones basadas en la naturaleza se están dando, pero el BID argumenta que no todos los grupos de interés están en la mesa. En los negocios, la naturaleza se considera a menudo como un asunto de los equipos de Sostenibilidad o Responsabilidad Social Corporativa, en lugar de un tema para los grupos de Gestión Ejecutiva, y como algo relevante para las organizaciones de conservación en lugar de los desarrolladores de proyectos y las asociaciones de profesionales.

La comunidad financiera también juega un papel crucial. El apalancamiento de la inversión del sector privado requiere que los desarrolladores de proyectos identifiquen los flujos de ingresos generados por el componente de soluciones basadas en la naturaleza y lo incorporen a la estructura financiera de los proyectos. Tener argumentos de negocios claros desatará el potencial sin explotar que las soluciones basadas en la naturaleza aportan a nuestra región. Con el interés de demostrar que hay formas de monetizar los beneficios, el BID también está investigando los modelos y estructuras de financiamiento de casos exitosos en América Latina y el Caribe para dar luz a esta importante dimensión.

Refiriéndose específicamente a América Latina y el Caribe, el informe del BID encontró que las soluciones basadas en la naturaleza no suelen integrarse en políticas, legislación y regulaciones.

En otras partes del mundo este no es el caso. En la Unión Europea, por ejemplo, existen requisitos legales para que los desarrolladores de proyectos consideren “alternativas razonables” como parte de sus evaluaciones ambientales.

Esto significa que es necesario sensibilizar aún más al mundo entero acerca de las soluciones basadas en la naturaleza, pero especialmente a las regiones más afectadas por el cambio climático. Esto requiere contar con argumentos de negocios sólidos, proporcionar a los miembros de proyectos herramientas y metodologías mejoradas, y desarrollar e implementar mecanismos de financiamiento y de seguros adecuados, afirma el BID.

Se debe reconocer la multifuncionalidad de las soluciones basadas en la naturaleza y, solo entonces, el marco requerido comenzará a tomar forma.

Publicada originalmente en Climate Home.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.