Pesticidas podrían alterar comportamiento y desarrollo de larvas en las abejas

Científicos del Instituto de Investigación de Abejas de la Sociedad Politécnica de la Universidad Goethe de Frankfurt descubrieron que ciertos pesticidas, los neonicotinoides, cambian el comportamiento de las abejas nodrizas, las que disminuirían la frecuencia de alimentación a las larvas.

El descubrimiento se realizó gracias a una técnica de video recientemente creada que ha permitido a los científicos grabar el desarrollo completo de una abeja en su colmena.

El crecimiento de las larvas tardaría hasta 10 horas más debido al cambio. Como consecuencia un período de desarrollo más prolongado en la colmena puede fomentar la infestación por parásitos como el ácaro Varroa.

Los neonicotinoides son insecticidas altamente efectivos que se usan con frecuencia en la agricultura. En ambientes naturales, los neonicotinoides llegan a las colonias de abejas a través del néctar y el polen recolectado por las abejas. Se sabe que estas sustancias perturban las habilidades de navegación y el comportamiento de aprendizaje de las abejas.

Los investigadores construyeron una colmena de abejas con un panel de vidrio y, por lo tanto, pudieron filmar un total de cuatro colonias de abejas simultáneamente durante varias semanas con una configuración especial de cámara.

Utilizaron luz roja profunda para que las abejas no fueran molestadas, y registraron todos los movimientos de las abejas en las celdas de cría.

Mediante el uso de algoritmos de aprendizaje automático desarrollados por los científicos junto con colegas del Centro de Cognición y Computación de la Universidad de Goethe, pudieron evaluar y cuantificar el comportamiento de cuidado de las abejas nodrizas de forma semiautomática.

El resultado fue que incluso pequeñas dosis de los neonicotinoides Tiacloprid o Clothianidin llevaron a las abejas nodrizas a alimentar a la larva durante el desarrollo larvario de 6 días con menos frecuencia y, en consecuencia, por un período diario más corto.

Algunas de las abejas amamantadas de esta manera necesitaron hasta 10 horas más hasta que la celda se cubrió con cera.

«Los neonicotinoides afectan los sistemas nerviosos de las abejas al bloquear los receptores del neurotransmisor acetilcolina», explicó el Dr. Paul Siefert, quien realizó los experimentos en el grupo de trabajo del profesor Bernd Grünewald en el Instituto de Investigación de Abejas de Oberursel.

Siefert dijo que «por primera vez, pudimos demostrar que los neonicotinoides también cambian el comportamiento social de las abejas. Esto podría señalar las interrupciones en el comportamiento de enfermería debido a los neonicotinoides descritos por otros científicos».

“Además, los parásitos como el temido ácaro Varroa (Varroa destructor) se benefician de un período de desarrollo prolongado, ya que los ácaros ponen sus huevos en las celdas de cría poco antes de que estén tapados: si permanecen cerrados por un período más largo, los ácaros jóvenes pueden desarrollar y multiplicar sin interrupción».

Sin embargo, según Siefert, aún queda por aclarar si el retraso en el desarrollo larvario es causado por la alteración del comportamiento de la abeja nodriza, o si las larvas se desarrollan más lentamente debido a la gelatina alterada.

«De otros estudios en nuestro grupo de trabajo, sabemos que la concentración de acetilcolina en la gelatina se reduce por los neonicotinoides», dice Siefert.

«Por otro lado, hemos observado que con dosis más altas, el desarrollo embrionario temprano en el óvulo también se extiende, durante un período en el que todavía no se produce la alimentación. Se necesitan estudios adicionales para determinar qué factores están trabajando juntos en estos casos».

Fuente:

https://www.pnas.org/content/early/2020/04/21/2002268117

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.