Pastoreo Móvil en el Mediterráneo: Argumentos y evidencias para una reforma política y para combatir el cambio climático

El Consorcio Mediterráneo para la Naturaleza y la Cultura (CMNC), hizo público en febrero de este año un nuevo informe sobre el Pastoreo móvil en el Mediterráneo, firmado por Concha Salguero y Pablo Manzano.

Puedes descargarlo aquí

El trabajo recoge argumentos y evidencias de que el pastoreo es un elemento clave en la lucha contra el cambio climático, especialmente en regiones sometidas a una gran irregularidad climática, como es el caso de las zonas mediterráneas. Mas allá de este planteamiento, el trabajo apuntala con argumentos muy sólidos la necesidad de generar cambios políticos para extraer todo el potencial que esta actividad tiene de cara a la adaptación y mitigación frente al cambio climático y a la provisión de servicios que benefician al conjunto de la sociedad.

El pastoreo móvil es uno de los sistemas más eficientes a la hora de usar los recursos naturales y gestionar el territorio. También es un sistema altamente sostenible y económicamente racional que aprovecha al máximo las zonas menos productivas de la Tierra, no aptas para el cultivo.
Los beneficios ambientales del pastoreo móvil son numerosos y se han aplicado sobre el terreno durante milenios. La investigación en ecología, economía, nutrición y sociología de las últimas décadas ha revelado muchos de esos beneficios, destacando el papel hoy en día de esta práctica como herramienta de ‘retroinnovación’ en la lucha contra el cambio climático tanto en mitigación
como en adaptación, así como para responder a retos sociales y promover modos de vida resilientes.
En una región de alta biodiversidad como el Mediterráneo, el pastoreo móvil no sólo provee servicios ecosistémicos asociados a la herbivoría que mantiene la biodiversidad, sino que también contribuye a la adaptación de los ecosistemas al cambio climático. Así, mantenidas por la movilidad del ganado,
las vías pecuarias son corredores ecológicos que favorecen la dispersión de semillas y conectan hábitats valiosos. Evitan de esta forma el aislamiento y la fragmentación, que están entre las amenazas más serias para las áreas de alta biodiversidad. También incrementan la diversidad botánica y la heterogeneidad sin la cual otras especies no podrían prevalecer.

El CMNC cree que el pastoreo móvil, que cuenta con 10.000 años de antigüedad aunque hoy está perdido e incluso olvidado en muchos lugares, podría recuperarse para ser aplicado como “un sistema ganadero de retro-innovación crítico para la sostenibilidad de nuestro planeta”. 

Fuente:     http://medconsortium.org/     http://www.ganaderiaextensiva.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.