Nuevo estudio: ¿Dónde deberíamos cultivar más bosques para luchar contra el cambio climático?

  • En un nuevo estudio publicado en Nature, los investigadores descubrieron que, de forma global, los niveles de secuestro de carbono potenciales estimados por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) se habían subestimado en un 32 %. 
  • El estudio revela que China, Brasil e Indonesia tienen el mayor potencial para secuestrar carbono superficial en posibles áreas de restauración. Rusia, Estados Unidos, India y la República Democrática del Congo los siguen de cerca.

La reforestación es una herramienta importante en el arsenal contra el calentamiento global, pero es un misterio hasta qué punto puede ayudar. Sin embargo, un nuevo estudio publicado en Nature arroja más luz sobre cuánto carbono pueden absorber los bosques que han sido reforestados y hacia dónde se deberían dirigir los esfuerzos para alcanzar una máxima efectividad. Un dato revelador de la investigación: la reforestación tiene la capacidad de absorber más carbono del que se había calculado.

Nuevo estudio: ¿Dónde deberíamos cultivar más bosques para luchar contra el cambio climático?

El estudio, trabajado por científicos que representan a más de una docena de organizaciones, entre ellas The Nature Conservancy y el Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés), combina datos de más de 250 estudios anteriores para mapear la acumulación de carbono superficial de los bosques alrededor del mundo. Asimismo, observa los distintos factores ambientales que podrían haber influido en el crecimiento de un bosque, como el clima de la región, la composición del suelo y la presencia de montañas, para poder luego evaluar el potencial de un bosque y su capacidad de secuestrar carbono en las áreas degradadas que podrían ser reforestadas.

“Ya conocemos los muchos beneficios de restaurar la cobertura forestal mundial: desde capturar carbono y limpiar nuestro aire y nuestra agua, a proporcionar hábitats para la vida silvestre y ofrecer oportunidades de desarrollo sostenible para las comunidades locales”, dijo la autora principal Susan Cook Patton de The Nature Conservancy. “Lo que ha faltado hasta ahora es información robusta y práctica que ayude a los responsables de las decisiones ambientales a entender dónde tiene más sentido que haya un rebrote natural [del bosque] como herramienta para combatir el cambio climático. Nuestro estudio ayudará a cambiar eso”.

En general, sus resultados muestran que, globalmente, los índices de secuestro de carbono forestal que presuponía el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) —órgano internacional que evalúa la información científica relacionada al cambio climático— se habían subestimado en un 32 %. Según el estudio, si se tomaban en cuenta solo las regiones tropicales, ese número ascendía a un 53 %. Esto significa que la reforestación podría ser un medio más potente para combatir el cambio climático de lo que se pensaba.

Sin embargo, al observar el panorama más de cerca, los investigadores se encontraron con una situación más complicada. Los índices del IPCC aplicaron cálculos de forma uniforme en todo el planeta; por eso cuando el nuevo estudio examinó más de cerca las condiciones del terreno en más sitios, descubrió que en realidad los índices del IPCC sobrestiman el potencial de acumulación de carbono en algunas áreas. Al añadir esto, el estudio acaba por concluir que el potencial máximo para la mitigación climática con la reforestación —2,43 mil millones de toneladas métricas de carbono absorbido— es un 11 % más bajo de lo que se había calculado anteriormente. Y los autores del estudio admiten que incluso conseguir ese número requerirá grandes cambios como un giro hacia una dieta sin carne que, según dicen, permitiría que los territorios utilizados para pastos y para cultivar comida para el ganado se restauraran y volvieran a ser bosques.

Aun así, Cook-Patton y sus colegas escriben que estos desafíos no deberían disuadir del potencial que tiene el rebrote de los bosques como forma barata y con grandes impactos para abordar el cambio climático, y dicen que sus descubrimientos ofrecen un camino hacia adelante para los esfuerzos de reforestación en conjunto con otras estrategias.

“Nuestro mapa basado en el conjunto de datos más robusto de este tipo que se ha reunido hasta ahora destaca los lugares del mundo donde el rebrote natural de bosque tiene el potencial de ser una solución climática natural eficiente y rentable”, dijo el coautor Bronson Griscom de Conservación Internacional. “Al hacerlo, nuestra investigación también ofrece un recordatorio oportuno del gran potencial del rebrote natural de los bosques como parte de un conjunto más amplio de soluciones climáticas que engloban la protección, la restauración y la gestión mejorada de los bosques, los humedales, los pastizales y las tierras agrícolas”.

Los resultados del estudio se pueden visualizar en el Atlas Mundial de Soluciones Climáticas Naturales. Muestra que, a nivel nacional, China, Brasil e Indonesia tienen el mayor potencial para secuestrar carbono superficial en posibles áreas de restauración. Rusia, Estados Unidos, India y la República Democrática del Congo los siguen de cerca.

Nuevo estudio: ¿Dónde deberíamos cultivar más bosques para luchar contra el cambio climático?
Imagen de Nature4climate.org

“Sabemos que no hay una única solución para abordar el cambio climático. Nuestro objetivo con este estudio era mostrar dónde los bosques pueden capturar más carbono por sí mismos, una estrategia de mitigación que se complementa con mantener los bosques en pie”, dijo la coautora Nancy Harris del Instituto de Recursos Mundiales.

“Si les dejamos, los bosques pueden hacer parte de la mitigación climática por nosotros”.

Fuente: MONGABAY

por María Salazar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.