Movimientos corporativos en el sector Bio : Carrefour compra la ‘startup’ alicantina de productos ecológicos PlanetaHuerto

Erase una vez que estos productos sólo eran cultivados por pequeños agricultores, hasta que los agrogigantes se dieron cuenta del creciente mercado potencial y les hicieron cosquillas los bolsillos.
Hoy, gracias a esto, hay anaqueles completos de productos orgánicos en los supermercados estadounidenses y europeos. Una victoria del consumidor, se diría. El mercado, sin embargo, es acaparado por las multinacionales. ¿Y eso qué tiene de malo? ¿Acaso los ecologistas no querían que este sector prosperara?
Para muchos, lo orgánico es más que la mera ausencia de pesticidas en los alimentos. La agricultura orgánica es una filosofía socio-ecologista, un proyecto socio-económico alternativo que ayuda directamente al pequeño agricultor y revitaliza a las comunidades rurales; y que debe crear alternativas al mercado global controlado por las grandes corporaciones

Un ejemplo de lo que está pasando….

El Grupo Carrefour acaba de adquirir la empresa de comercio online de productos ecológicos PlanetaHuerto, fundada por los hermanos Pablo y Alfonso Sánchez a finales de 2011, y que en seis años se había convertido ya en el principal actor del sector en España y Portugal. La compra se ha materializado a través de Greenweez, firma francesa del mismo sector que fue adquirida a su vez por Carrefour en 2016.

Según han explicado fuentes conocedoras de la operación, el gigante de la distribución francés pretende crear un gran ecommerce de productos ecológicos líder en todo el mundo, para lo cual ha llevado a cabo las dos citadas adquisiciones. En este sentido, Greenweez ya era la plataforma líder de comercio ecológico online, y la empresa alicantina mandaba en los mercados español y portugués. A pesar del acuerdo para vender la empresa, PlanetaHuerto mantendrá su marca independiente y su dirección operativa en Alicante, como hasta ahora.

La startup de los hermanos Sánchez cuenta con una cartera de más de 250.000 clientes y tiene un catálogo formado por 35.000 referencias con dos grandes especialidades: el supermercado ecológico y el huerto en casa (que fue el segmento en el que comenzó su actividad). Además, destaca por su vocación de servicio al cliente, aportando asesoramiento especializado y ofreciendo contenidos de gran calidad relacionados con alternativas de consumo sostenibles y ecológicas.

La operación, según las mismas fuentes, se cerró el pasado viernes, y las dos partes han acordado no revelar ningún aspecto financiero de la misma. Lo que sí está confirmado es que PlanetaHuerto mantiene su marca, su equipo y la dirección de los hermanos Sánchez, dentro de un proyecto conjunto con Greenweez, con la intención de seguir evolucionando y aportando cada vez más valor a sus clientes. La startup se ha trasladado a Alicante, a Bacarot, para poder ampliar sus instalaciones, y cuenta con un equipo de 50 personas.

Pablo Sánchez, CEO de la empresa alicantina, ha explicado que gracias a este acuerdo su firma podrá continuar con el proyecto que inició en 2011, “con más recursos para desarrollar nuestro producto”. Curiosamente, hasta la fecha PlanetaHuerto (que fue una de las finalistas en los Premios Jovempa entregados el pasado viernes en el Adda) había crecido por sí misma, con aumentos de la facturación de dos dígitos anuales, sin inversores externos ni business angels. El pasado año, la empresa superó los 8 millones de euros de volumen de negocio, y este ejercicio está previsto cerrar con más de 10 millones.

En cuanto a su nuevo dueño, Greenweez se fundó en 2008 y es el líder en Europa de la venta online de productos ecológicos. El año pasado facturó 30 millones de euros y para este ejercicio prevé superar los 40 millones, según las mismas fuentes. Esta empresa francesa que tiene su centro operativo en los Alpes franceses fue adquirida en 2016 por el Grupo Carrefour.

fuente: Valenciaplaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.