Más de 11 mil científicos declararon oficial la emergencia climática global

Una alianza masiva de más de 11,000 científicos ha firmado, sellado y entregado un mensaje importante al mundo: si no hacemos cambios rápidos, profundos y duraderos en nuestras vidas, escriben, pronto vendrá “un increíble sufrimiento humano”.

Durante más de 40 años, el mundo científico ha advertido sobre una inminente crisis climática y, sin embargo, hasta ahora, sus gritos se han recibido con poca atención e incluso con menos cambios.

Ahora, en medio de una emergencia mundial, con el eco de su previsión que se desvanece gradualmente, los expertos no tienen más remedio que intentarlo, intentarlo de nuevo.

“Los científicos tienen la obligación moral de advertir a la humanidad de cualquier gran amenaza“, dice el científico ambiental Thomas Newsome de la Universidad de Sydney.

“De los datos que tenemos, está claro que estamos ante una emergencia climática“

Animado por el reciente aumento global en la preocupación ambiental, su documento explora cuatro décadas de datos disponibles al público, que cubren el uso de energía, temperatura de la superficie, población, deforestación, hielo polar, tasas de fertilidad y, por supuesto, emisiones de carbono.

Publicado por primera vez hoy, ya reunió a un signatario impresionante que no llega al primero, incluidos científicos de más de 150 países diferentes.

“La crisis climática ha llegado y se está acelerando más rápido de lo que la mayoría de los científicos esperaban“, escriben los autores.

“Es más severo de lo previsto, amenaza los ecosistemas naturales y el destino de la humanidad“.

Las conclusiones no son nada nuevo, pero exploran ciertas soluciones y signos preocupantes, como nuestra creciente producción de carne, pérdida de árboles, tasas de natalidad y emisiones de carbono.

Hoy en día, la población humana del mundo sigue aumentando en aproximadamente 80 millones de personas por año y la deforestación en la Amazonía vuelve a aumentar.

“A pesar de 40 años de negociaciones globales importantes, generalmente hemos llevado a cabo los negocios como de costumbre y esencialmente no estamos abordando esta crisis“, dice el ecologista William Ripple de la Universidad Estatal de Oregón.

Para detener las peores consecuencias de la crisis climática, los autores dicen que tendremos que revertir estas tendencias y dejar todos los combustibles fósiles restantes, en el suelo.

En cambio, debemos buscar tecnología renovable y de captura de carbono, cambiar a más alimentos de origen vegetal y proporcionar servicios de planificación familiar a todas las personas, especialmente a las niñas y mujeres jóvenes.

Los países más ricos inevitablemente liderarán estos cambios, admiten los autores, pero si el mundo entero es realmente serio acerca de un futuro sin carbono, es imperativo que también apoyemos a las naciones más pobres.

Debemos actuar rápidamente para detener y revertir la pérdida de hábitat y biodiversidad, permitiendo que los bosques y otros hábitats naturales prosperen y almacenen carbono.

Solo con estas ‘soluciones naturales’, los autores calculan que podemos cumplir con un tercio de nuestras ambiciones de emisión de París.

“Nuestros objetivos deben pasar del crecimiento del PIB y la búsqueda de la riqueza, a mantener los ecosistemas y mejorar el bienestar humano al priorizar las necesidades básicas y reducir la desigualdad“, argumentan los científicos.

Obviamente, ese es un cambio masivo respecto de donde están la mayoría de los líderes en este momento, pero la buena noticia es que, si el mundo tiene éxito, el bienestar de la humanidad será mucho mejor, al igual que nuestro único hogar aquí en el Universo.

Últimamente, las cosas se han estado moviendo en una dirección alentadora. La energía solar y eólica han aumentado más del 300% en la última década. Sin mencionar la reciente acción generalizada sobre el clima de algunos individuos, corporaciones y naciones.

Sin embargo, los autores admiten que aún queda mucho por hacer, especialmente si se quiere evitar un punto de inflexión irreversible o la catastrófica “Tierra de invernadero“, que podría ir más allá de nuestro control.

“Si bien las cosas están mal, no todo está perdido“, nos asegura Newsome.

Solo necesitamos que los que están en el poder escuchen.

Del sitio: Science Alert

Artículo: Ripple, W. J., Wolf, C., & Newsome, T. M. World Scientists’ Warning of a Climate Emergency. BioScience.

Relacionados: La Tierra podría convertirse en un invernadero de forma irreversible

Fuente: UNAM Global

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.