La UE recupera los subsidios que incrementan la capacidad pesquera en aguas sobreexplotadas

WWF y SEO Birdlife critican el nuevo plan pesquero para el Mediterráneo

Estaba en juego el estado de salud de nuestros mares, y el Parlamento Europeo no supo estar a la altura. La votación de ayer sobre el reparto del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) para el periodo 2021-2027 representa un preocupante paso atrás, que abre la puerta a recuperar medidas descartadas hace 15 años por considerarse perniciosas para el medio marino y para la sostenibilidad de la propia actividad pesquera.

También se desestima la propuesta de dedicar el 25% de los fondos a la recopilación de datos y el control de la actividad, medidas necesarias para poder gestionar adecuadamente la pesca.

El Parlamento Europeo vuelve a recuperar los subsidios de renovación que pueden incrementar la flota pesquera de la UE en aguas sobreexplotadas. Este retroceso en la política pesquera se ha adoptado hoy en la votación que ha tenido lugar en el seno de la institución europea. Esta decisión garantiza que se destinen subsidios ‘perversos’ para la adquisición de nuevos buques pesqueros y la modernización de los antiguos. Paradójicamente, esta medida contradice otra decisión adoptada en el Parlamento de destinar inversión pública para desguazar buques pesqueros.

La reintroducción de estos subsidios ‘perversos’ contradice de manera directa los compromisos adoptados por la UE para poner fin a la sobrepesca y apoyar los modelos de negocios pesqueros sostenibles. La UE no debería destinar los 6 mil millones de euros que forman parte del Fondo Europeo Marítimo y Pesquero a prácticas que ponen en peligro nuestros mares ya sobreexplotados y el futuro de la pesca en Europa”, afirma Raúl García, coordinador de pesca de WWF España.

La UE prohibió estos subsidios ‘perversos’ para construir nuevos buques en 2004, como parte de un esfuerzo para frenar la sobrepesca. La reintroducción de estas ayudas, como resultado de la votación de hoy, representa una violación directa de los compromisos internacionales de la UE con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Estas metas exigen explícitamente la eliminación de aquellos subsidios que contribuyen a incrementar la capacidad pesquera y la sobrepesca antes del 2020. Además, esta medida adoptada compromete la posición de la UE en las negociaciones en curso con la Organización Mundial del Comercio, donde ha abogado activamente por poner fin a estos subsidios ‘perversos’.

Por otro lado, el pleno del Parlamento Europeo rechazó la propuesta de invertir el 25% del fondo para la recopilación de datos y el control efectivo de las actividades pesqueras; unas medidas necesarias para para combatir las operaciones de pesca ilegal, mejorar el conocimiento de las pesquerías  y la trazabilidad de los productos del mar.

Por otro lado, el Parlamento ha votado que se destine un mínimo de un  25% de este fondo a la protección y restauración del medio ambiente marino. WWF ha pedido a los líderes de la UE que el fondo aborde los desafíos ambientales actuales y apoye decididamente la transición a una pesca sostenible. Estas medidas asegurarán que el dinero público se invierta  en actividades que mejoren la sostenibilidad a largo plazo, como por ejemplo, en artes de pesca selectivas, que minimice las capturas incidentales y que gestionen de manera eficaz de las áreas marinas protegidas y la recogida de basura marina.

Si bien es positivo que el futuro presupuesto de la UE apoye actividades que reduzcan la huella ambiental de las pesquerías, aborde la contaminación marina y aumente la eficacia de las áreas marinas protegidas, la reintroducción de estos subsidios pueden socavar muchos de estos esfuerzos. Estas ayudas no pueden regresar bajo ninguna circunstancia”, apunta García.

En los próximos meses, los ministros de pesca de la UE adoptarán su propia posición en el Consejo e iniciarán las negociaciones con el Parlamento Europeo y la Comisión para acordar el texto final del Reglamento del Fondo Europeo Marítimo y Pesquero. WWF hace un llamamiento a los gobiernos nacionales de la UE para que eliminen todos los subsidios ‘perversos’ reintroducidos hoy por el Parlamento, así como que garanticen la decisión de invertir la mayor parte del fondo en actividades que protejan el medio ambiente marino, apoyen la recopilación de datos y mejoren el control efectivo de las actividades pesqueras.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.