La “agroecología” puede alimentar a Europa en 2050 sin pesticidas

La pregunta que lanzan es ¿cómo alimentar a Europa al tiempo que se conserva el medioambiente y el clima en relación con el declive de la producción que se detecta en la agricultura orgánica ?

La agricultura europea puede reducir paulatinamente el uso de pesticidas, y disminuir su impacto en el medioambiente y la biodiversidad, al tiempo que se garantiza la seguridad alimentaria para millones de europeos, según aseguraron dos expertos en la materia en un informe que recoge EURACTIV, socio de EFE.

Según explicaron Pierre-Marie Aubert y Xavier Poux en una conferencia celebrada en París el pasado 13 de septiembre , es posible alcanzar ese punto de equilibrio: “presentamos un escenario alternativo que puede conducir a una amplia transformación del sector agrícola, a través de la transición agroecológica”, explicó Aubert en el marco del evento AgroParisTech.

Pierre-Marie Aubert y Xavier Poux son investigadores en el “think tank” francés Instituto para el Desarrollo Sostenible y las Relaciones Internacionales (Iddri, por sus siglas en francés).

Se da la circunstancia de que la ministra de Transición Ecológica de España, Teresa Ribera, dirigió desde 2014 el Iddri, hasta su nombramiento en el Gobierno del presidente, Pedro Sánchez, en junio de este año.

Los dos investigadores presentaron una estimación a diez años vista de lo que calificaron como Tyfa (en inglés “Ten Years for Agroecology in Europe”, diez años de agricultura ecológica en Europa)

La pregunta que lanzan es ¿cómo alimentar a Europa al tiempo que se conserva el medioambiente y el clima en relación con el declive de la producción que se detecta en la agricultura orgánica ?

Reducir el impacto sobre el clima sin disminuir la producción

“El actual debate sobre el futuro de la agricultura se ha estancado debido a la imposibilidad de combinar el aumento de la producción agrícola por un lado y la reducción de los impactos sobre el clima y la biodiversidad por otro”, asegura Pierre-Marie Aubert.

“Para superar esta aparente contradicción, hemos elegido darle la vuelta a la pregunta, y por ello preguntamos cuáles son las necesidades de los europeos para una alimentación saludable y sostenible, y cuáles son los modelos agrícolas para conseguirlo?”

Por ello, el punto de partida del informe se centra en el impacto sobre la salud que se deriva de los actuales hábitos alimentarios de los europeos.

“En cuestión de salud, las enfermedades relacionadas con la dieta están aumentando a un ritmo alarmante (diabetes, obesidad, patologías cardiovasculares)”, se afirma en el informe.

“A pesar de que producimos mucho, en Europa comemos demasiado y nuestras dietas son desequilibradas en relación con las recomendaciones nutricionales de la Autoridad Alimentaria Europea (la agencia europea EFSA, por sus siglas en inglés), y la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, prosigue el texto.

Existe una creciente demanda de los consumidores de productos orgánicos en toda Europa, lo cual demuestra que están cada vez más preocupados sobre la relación entre su salud y lo que comen, afirma Aubert.

Reequilibrar la dieta de los europeos : más frutas y verduras

Por ello, el escenario comienza por reequilibrar la dieta de los europeos : más cereales, frutas. hortalizas, cultivos de proteínas y menos carne, huevos, y productos lácteos.

“A partir de ahí, nuestro estudio demuestra que una Europa con una agricultura ecológica es capaz de alimentar a los europeos en 2050, reducir la emisión de gases de efecto invernadero en un 40 % y recuperar la biodiversidad”, explica Pierre-Marie Aubert.

Ello supone ir reduciendo gradualmente el uso de pesticidas y otros insumos agrícolas, y adoptar métodos de agricultura ecológica, como la rotación de cultivos, el uso de estiércol para fertilizar los terrenos, además de infraestructuras ecológicas, entre ellos setos, estanques, árboles o cercados bajos.

Caída de la producción de entre 10 al 50 %

Ese escenario se traduce en una reducción de entre el 10 y el 50 % en la productividad, dependiendo del tipo de cultivo, según el estudio.

“Así que, sí, eso significa menos beneficios para los agricultores, pero esas pérdidas pueden ser compensadas por el dinero que se ahorran al no tener que comprar tantos insumos agrícolas”, explica Pîerre-Marie Aubert.

El experto francés subraya que no sólo el escenario “agro-ecológico” permite que el sector agrario europeo alimente a sus consumidores europeos, sino que también preserva su capacidad exportadora para cereales, productos lácteos y vino. Y reducirá fuertemente su dependencia de las importaciones de productos agrícolas.

“Hoy en día, la UE importa por un valor equivalente a 35 millones de hectáreas de tierras cultivables, sobre todo soja de América del Sur, utilizada para alimentar al ganado”, recordó Aubert.

Video: disponibles subtítulos en español

 Por Claire Stam (EA.com) y W.Heller (Euroefe.euractiv.es)

puedes descargar el informe aqui: (en Francés)  201809-ST0918-tyfa_0

Fuente:  http://euroefe.euractiv.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.