ENCICLOPEDIA DE LA VIDA EN LA TIERRA

Enciclopedia de la Vida es un proyecto colaborativo online que tiene como objetivo reunir datos de todas las especies de la Tierra. Está destinado a convertirse en el mayor archivo biológico del mundo.

En marzo del año 2007 el prestigioso biólogo y entomólogo estadounidense Edward Osborne Wilson presentó ante la Conferencia de Tecnología, Entretenimiento, y Diseño (TED) su gran sueño: la elaboración de un proyecto que sirva para hacer la enciclopedia de la vida más completa del mundo. El aval del científico era innegable. La carrera de Wilson había sido reconocida por la Real Academia Sueca de Ciencias con el Premio Crafoord, un galardón otorgado a los campos de estudio que no se corresponden con las categorías clásicas del premio Nobel.

Unos meses después de la charla en TED, 5 fundaciones anunciaron el apoyo inicial al proyecto con un presupuesto inicial de 50 millones de dólares. Evidentemente, esa inversión era sólo el principio, ya que se estima que el proyecto puede tener un coste total de 110 millones de dólares. El proyecto comenzó utilizando las bases de datos existentes y se centró, en primer lugar, en plantas y animales, seguidos de hongos y bacterias. Pero, ¿cómo funciona el enciclopedia? Especie por especie se introduce los datos en EOL y se realizan revisiones periódicas.

La Enciclopedia ha sido descrita como una «Wikipedia de la naturaleza», con información avalada por científicos, pero disponible a todos. Contiene información sobre aproximadamente 700.000 especies de un estimado de 1,9 millones de especies descritas hasta el momento. También incluye más de 600.000 imágenes.
Tanto la hotlist como la RedHotList son trabajos en curso y buscan la contribución sobre los organismos que deberían ser incluidos, así como ayuda para la recopilación de información cuantiosa sobre estas plantas, animales, hongos y microorganismos.
El sitio busca ser no sólo fuente de información, sino una herramienta para la generación de conocimiento, en la que participen no sólo científicos sino profesores, estudiantes, amantes de la naturaleza y público en general.

Control de la biodiversidad

La Enciclopedia de la Vida reúne información fiable, procedente de fuentes de todo el mundo, como museos, sociedades científicas, científicos expertos, etc., en una enorme base de datos y en un portal en línea único y fácil de usar. Si bien la idea de crear una base de datos de especies en línea existía ya antes de 2007, el discurso del Dr. Edward O. Wilson en los Premios TED de 2007 fue el catalizador de la EOL que hoy vemos. El lugar se puso en marcha en febrero de 2008 .

La iniciativa se inició con una generosa contribución económica de la Fundación John D. y Catherine T. MacArthur y la Fundación Alfred P. Sloan. Las cinco instituciones clave y originales de EOL incluyen el Field Museum, la Universidad de Harvard, el Laboratorio de Biología Marina, el Jardín Botánico de Missouri y Smithsonian Institution. Ahora, la Enciclopedia de la Vida está creciendo para convertirse en una comunidad global de colaboradores y contribuyentes que sirva al público general, aficionados entusiastas, educadores, estudiantes e incluso científicos profesionales de todo el mundo.
«en esta nueva plataforma se da la posibilidad a los usuarios de que no sean simplemente pasivos, navegando y tomando notas, sino que muy al estilo de web 2.0 puedan participar proveyendo información o incluso ayudando a construir conocimiento», explicó Mata a BBC Mundo.

Una de las actividades que se han dado ya desde el primer día en forma espontánea, según Mata, es la creación de colecciones virtuales.

Derechos de autor de la imagen BBC World Service Image caption El sitio también incluye más de 600.000 imágenes. Foto: Caleb Slemmons/EOL

«De manera que si alguien está interesado en las aves de Ecuador, puede hacer una colección de acuerdo a su interés, de una cierta familia, o de especies en peligro de extinción».

La idea es que los entusiastas y científicos puedan además crear áreas de trabajo para intercambiar datos y generar información.

Los usuarios pueden registrarse para convertirse en curadores, con la función de verificar si la información que otros generan es científicamente confiable. También se establecieron acuerdos para que los estudios publicados en revistas científicas digitales pasen a ser parte de EOL.

Versión 3

Los creadores de la Enciclopedia esperan que sea una herramienta especialmente valiosa en el mundo en desarrollo, donde es más difícil el acceso a libros de texto.

Derechos de autor de la imagen BBC World Service Image caption Se espera que la Enciclopedia contribuya a la conservación de especies, muchas de las cuales están desapareciendo antes de ser nombradas. Foto: bitslammer/EOL

«Esperamos que la EOL sea una plataforma en donde nuestros educadores y estudiantes de primaria, secundaria o universitarios puedan conocer más la biodiversidad, saber cuáles son los vacios y colaborar en llenarlos», dijo Mata a BBC Mundo.

Un grupo de expertos en educación de la Universidad de Harvard ya está trabajando con instituciones en Costa Rica, México, China y Sudáfrica, entre otros países, con el objetivo de diseñar dinámicas educativas para que la EOL se utilice como herramienta.

Mata y sus colegas ya están trabajando en la versión 3 de EOL. «La nueva etapa es una en la cual vamos a lograr un mayor nivel de integración de la información que tenemos, que en este momento es a nivel de especies, con información sobre ecosistemas y genética generadas por otras iniciativas como el Proyecto de Código de Barras de la Vida, que le asigna a cada especie una firma de ADN que la identifica de forma inequívoca».

«Vamos a una integración de la información nuestra con la de otras iniciativas para que tal como digo a veces medio en broma, medio en serio, todo lo que usted quería saber sobre una especie y temía preguntar lo haga también sobre los ecosistemas a todos los niveles».

El gran desafío por ahora es que el sueño de la Enciclopedia de la Vida sea una realidad y una herramienta cotidiana para cada vez más usuarios, y que pueda contribuir a los esfuerzos de conservación de especies, que están desapareciendo aún antes de ser identificadas.

A nivel de educación, las posibilidades son ilimitadas. «Queremos que sea un libro de texto digital de uso casi de facto, que los docentes puedan usar con total libertad e incluso enriquecer».
EOL (Encyclopedia of Life) tiene licencia Creative Commons, es gratuita y está disponible en varios idiomas, entre ellos el castellano. La última edición posee 700.000 páginas y más de 600.000 imágenes y vídeos, una imponente base de datos que puede ayudar a diseñar mapas vectoriales de enfermedades humanas y fomentar estrategias para retrasar la extensión de especies invasivas. Además, los usuarios pueden crear y compartir colecciones personales de fotos e información, vídeos, sonidos, intercambiar comentarios, preguntas y estudios con otros usuarios que compartan sus intereses en cualquier parte del mundo.

Puedes acceder a la enciclopedia desde aquí: https://eol.org/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.