El Senado debatirá una moción que propone retirar ayudas públicas a las empresas agrícolas que no respeten los Derechos de los Trabajadores

La Moción también aboga por “poner fin a los abusos y las agresiones sexuales» a las mujeres jornaleras.

El Grupo Parlamentario de Izquierda Confederal «saluda» la decisión de la ministra de Trabajo de incrementar reforzar la Inspección de Trabajo en las explotaciones agrícolas.

Las empresas agrícolas que no respeten los derechos de los trabajadores podrían perder el acceso a ayudas públicas si sale adelante la iniciativa del Grupo Parlamentario Izquierda Confederal (Adelante Andalucía, Més Per Mallorca, Más Madrid, Compromís, Geroa Bai y Catalunya en Comú Podem), que ha instado la tramitación de una Moción para el “impulso de una estrategia por la dignidad de los temporeros y las temporeras en Andalucía ante su situación de emergencia vital”. La Moción también aboga por “poner fin a los abusos y las agresiones sexuales de las mujeres trabajadoras de las campañas agrícolas, por medio de campañas de concienciación, mayores controles y sanciones, así como más herramientas de denuncia y atención.

El texto, presentado a instancias de la senadora andaluza María del Pilar González Modino (Adelante Andalucía), portavoz de turno del Grupo Parlamentario, para su debate y aprobación por el Pleno de la Cámara Alta, insta al Gobierno central, entre otras medidas urgentes, a acabar con los asentamientos chabolistas o cualquier infravivienda de personas migrantes, estableciendo una alternativa habitacional digna a las mismas. Desde hace años, como ha recordado la senadora andaluza, tanto en los municipios ubicados en Almería como en Huelva en los que se concentra la población migrante y trabajadora del campo, existen una serie de problemas estructurales que se han ido cronificando cada vez más con el paso del tiempo. Entre ellos, la imposibilidad de residir en una vivienda digna, la falta de acceso a suministros básicos, la existencia de condiciones laborales de explotación; la continua perpetración de abusos y agresiones sexuales a las trabajadoras migrantes del campo; y la exclusión social a esta población. “Cosa que nos parece inadmisible, en Andalucía y en cualquier lugar del mundo”, ha añadido González.

Respecto del problema de la vivienda, y como “medidas transitorias ante la crisis generada por la pandemia del Covid-19”, la Moción propone trasladar a las jornaleras y jornaleros chabolistas a pabellones deportivos, centros escolares, residencias, establecimientos hoteleros o cualquier otro tipo de centro que reúna las condiciones mínimas de habitabilidad. Asimismo, se plantea “garantizar la regularización temporal de estas personas, para permitir así su contratación y que puedan ocupar los alojamientos actualmente vacíos que se encuentran destinados a la contratación en origen, que no es posible llevar a cabo por el actual cierre de fronteras”. Además, y durante el “periodo transitorio para la erradicación de los asentamientos”, el grupo de Izquierda Confederal propone ejecutar un “plan de choque” urgente que garantice a corto plazo la limpieza de las zonas de asentamientos, la instalación de contenedores o cubas, el acceso a agua corriente y otros suministros básicos, así como cualquier otra medida que pudiera acometerse para mejorar las condiciones de vida en dichos asentamientos.

En cuanto a los incumplimientos de convenio y situaciones de explotación laboral, la moción pide destinar “de forma urgente” más esfuerzos y recursos para que la Inspección de Trabajo vigile que los trabajadores y las trabajadoras de las campañas agrícolas, sean de origen migrante o no, desarrollan su prestación con unas condiciones laborales dignas y en situación regular, así como acabar con cualquier tipo de explotación laboral. En este sentido, la senadora Pilar González ha «saludado» la decisión de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, de incrementar las inspecciones en las explotaciones agrícolas de Huelva y Almería, aunque ha considerado necesario que se aumenta aún más estas tarea y los recursos con los que cuenta la Inspección de Trabajo”. En este sentido, el grupo parlamentario propone “limitar la contratación pública y/o el otorgamiento de cualquier tipo de ayudas a empresas agrícolas que no respeten las condiciones laborales dignas para los trabajadores y las trabajadoras de las campañas agrícolas”.

Además, la moción pretende poner en marcha un plan de ayudas para los municipios de acogida de trabajadores y trabajadoras temporeras, con el fin de adaptar los servicios públicos del municipio a las demandas de una población estacionalmente sobredimensionada, así como ofrecer incentivos para garantizar el acceso a una vivienda digna para la población migrante.

Por último, la Moción propone “diseñar un plan que promueva la participación de la población migrante en la vida pública y que garantice el conocimiento de sus derechos y el acceso a mecanismos de asistencia social”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.