El papel de las mujeres en la agricultura: Clave para ayudar en la lucha contra la crisis climática

Las mujeres agricultoras enfrentan la peor parte de la amenaza que representa el cambio climático, pero pueden tener la clave para ayudar a limitar sus consecuencias, según un informe histórico de la ONU que se acaba de publicar.

Aunque representan más de la mitad de la fuerza laboral agrícola en los países en desarrollo, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), las mujeres agricultoras son mucho menos propensas que los hombres a poseer la tierra que cultivan. Esto les dificulta invertir en prácticas sostenibles que mejorarían los rendimientos al tiempo que protegen la Naturaleza.

Teresa Anderson, coordinadora de política climática de ActionAid, dijo que los gobiernos habían visto durante demasiado tiempo la agricultura como un sector exclusivamente masculino.

«Los formuladores de políticas a menudo asumen que el hombre es el humano predeterminado, o el agricultor predeterminado», .

Hindou Oumarou Ibrahim, coordinadora de la Asociación de Mujeres y Pueblos Indígenas de Chad, trabaja con mujeres agricultoras en la nación africana sin litoral.

«Hay una falta de reconocimiento de los derechos sobre la tierra para las mujeres, tanto oficial como tradicionalmente: los hombres normalmente tienen tierra y la distribuyen a los niños, no a las niñas», dijo a la AFP.

«La mayoría de las veces las mujeres agricultoras son las que alimentan a las comunidades, mientras que los hombres venden y lo hacen para sus negocios».

«Pero las mujeres agricultoras hacen las cosas de manera diferente y enfrentan desafíos específicos en la agricultura precisamente porque son mujeres».

Ibrahim quiere ver que las leyes de tenencia de la tierra se introduzcan en el siglo XXI, permitiendo a las mujeres unirse y comprar la tierra que trabajan, aumentando su capacidad de planificar a largo plazo y pensar de manera sostenible.

«Esto es importante no solo para las comunidades sino también para la industria, ya que las pequeñas granjas alimentan a millones de personas», dijo.

Fernanda Carvalho, gerente de política global para la Práctica de Clima y Energía de WWF, dijo que las mujeres también podrían ser fundamentales en el cambio generacional de las dietas altas en carbono.

«Necesitamos un cambio transformador en el sector alimentario, y las mujeres tienen un papel clave en la crianza conjunta y en la educación sobre el efecto a largo plazo en la dieta y un cambio en los patrones de consumo», dijo a la AFP.

Este informe que adjuntamos proporciona ejemplos del trabajo de la FAO en agricultura, silvicultura, pesca y otros sectores para promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, y demuestra como el permitir que las mujeres rurales tengan el mismo acceso que los hombres a recursos, servicios y oportunidades, se traduce en beneficios económicos y sociales para las familias, comunidades y naciones en general. También muestra cómo la FAO está contribuyendo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y está totalmente comprometida a «no dejar a nadie atrás».

El informe completo aquí: http://www.fao.org/3/CA2678Es/ca2678es.PDF

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.