Cydalima perspectalis, la Polilla del Boj

“Tenemos que hacernos a la idea de que los bosques silvestres quedarán sin boj, sólo se pueden tratar en los jardines y parques urbanos”

La polilla del boj o piral del boj (Cydalima perspectalis) es una especie de lepidóptero de la familia Crambidae  nativa del este de Asia (Japón, China, Taiwán, Corea, este de Rusia)  desde donde se ha extendido por Europa donde se introdujo con el comercio de plantas cultivadas y ornamentales: Hoy se ha convertido en un problema para los bojes. (mortal en el caso de los bosques silvestres de Boj)

Se registró por primera vez en Alemania en 2006, y posteriormente en Suiza y Países Bajos en 2007, Reino Unido en 2008, Francia y Austria en 2009, Hungría en 2011, Rumanía y ​ España en 2014​ ​ y también Turquía. ​ Se ha citado asimismo en Eslovaquia, Bélgica, Croacia​ y en 2016 en Bosnia y Herzegovina. En 2019 se ha confirmado su llegada a América en Toronto (Canadá).

Ciclo de vida y aspecto de la polilla del boj

La hembra de la polilla del boj (Cydalima perspectalis) deposita grupos de 5 a 20 huevos sobre las hojas de los bojes, en una masa gelatinosa y transparente. Las larvas de color verde claro tienen rayas negras con pelos y puntos blancos y una cabeza negra. Dependiendo de las condiciones ambientales, como horas de luz al día, temperatura y tipo de alimento, las larvas pasan por cinco a siete estadios.

Las pupas se ocultan entre las hojas y son difíciles de detectar. Son verdes, con rayas longitudinales marrones al inicio de la pupación y hacia el final se vuelven de color marrón claro con un patrón oscuro.

Existen dos variantes del adulto. La más común suele ser de color blanco iridiscente con una franja marrón oscuro en el margen externo y una característica mancha blanca en el ala anterior, mientras que la otra suele ser de color marrón claro con una mancha blanca en las alas anteriores. Las polillas adultas son buenos voladores. Durante el día, descansan en el boj o en las plantas adyacentes. La polilla del boj (Cydalima perspectalis) entran en una fase de diapausa obligada de seis u ocho semanas. Dependiendo de las horas de luz al día pueden entrar en diapausa en el cuarto o quinto estadio.

Síntomas y daños

Las larvas de la polilla del boj (Cydalima perspectalis) se alimentan de las hojas de los arbustos de boj, pero también pueden atacar sus cortezas, provocando su deshidratación y muerte. En los bojes, los daños suelen empezar en las partes inferiores de la planta, donde están las hojas más maduras y las que contienen las mayores concentraciones de compuestos tóxicos. Los síntomas habituales son los daños por alimentación en los bordes de las hojas, dejando a veces solo sus esqueletos. Otros síntomas son los residuos de excrementos y mudas que quedan entre las ramas, como las cápsulas cefálicas negras de distinto tamaño.

Esta especie invasora ha causado daños gravísimos a las poblaciones naturales y cultivadas de boj en toda Europa, de forma que se la considera una grave amenaza para los ecosistemas donde el boj está presente y, por supuesto, para los bojes cultivados en jardines.

La extrema peligrosidad de la polilla del boj radica no sólo en la voracidad de las orugas, si no, sobre todo, en su capacidad para tener varias generaciones al año y en la ausencia de enemigos naturales  que puedan limitar sus poblaciones en nuestra zona. Curiosamente, aquí sólo es atacada  por la avispa asiática  (Vespa velutina) , otra plaga invasora procedente de la misma zona geográfica.

UN CICLO VITAL QUE AUMENTA SU PELIGROSIDAD

La polilla del boj pasa el invierno en fase de oruga protegida entre hojas enrolladas. Cuando llega el buen tiempo, las orugas despiertan y comienzan a alimentarse vorazmente de las hojas, defoliando parte de la planta, hasta que forman un capullo sedoso y se transforman en polillas. Las polillas se desplazan volando, se aparean, hacen puestas de huevos en las hojas interiores de las plantas y de ellos nacen nuevas orugas.

Este ciclo se repite tres o cuatro veces desde la primavera hasta la llegada de los días cortos del invierno, por lo que la población de orugas de polilla del boj se multiplica de forma exponencial  si no se controla de algún modo; de forma que pueden defoliar completamente las plantas e incluso llegar a matarlas al alimentarse también de la corteza.

CÓMO DETECTAR LA INVASIÓN

Es fácil detectar la presencia de la plaga en plantas débiles o que llevan tiempo siendo devoradas pues se aprecian a simple vista hojas mordidas o esqueléticas, hilos sedosos, bolitas verdes de excrementos , hojas enrolladas formando nidos e incluso las orugas de distintos tamaños en plena actividad.

Es más difícil verlas cuando los bojes están muy sanos y bien podados ya que las larvas se alimentan y refugian en las partes interiores de la planta. Si detectamos indicios de su presencia como son zonas de hojas más oscuras con los brotes comidos  o con hilos sedosos, será necesario abrir la masa de hojas y buscar en el interior. Si encontramos una sola oruga, lo más seguro es que la planta esté infestada ya que la polilla del boj adulta hace puestas de entre 5 y 20 huevos en el envés de las hojas; cuando éstos eclosionan nacen las pequeñas orugas que se dispersan en un radio de 20 cm. alrededor.

Cydalima perspectalis
(box tree moth)  https://www.cabi.org/isc/datasheet/118433

 

One Comment

  1. Angel Carlos Aibar Fragua Reply

    Los bosques son patrimonio de la humanidad. Los artículos sobre la Cydalima dan por hecho que los bojes silvestres están perdidos que solo se salvarán los bojes en jardines privados.
    Llevo un año luchando contra esa plaga. He puesto una trampa de feromonas, muy efectiva, y rociado dos veces al mes con bacilo Thurigiensis los bojes de mi jardín y los de mis vecinos… ¿Qué hacen las autoridades para combatir la plaga en los bosques?
    A los políticos se les llena la boca diciendo que hay que proteger la biodiversidad y por ello proteger las especies en riesgo de extinción.
    ¿Protegerán al boj como han protegido a los olmos?
    Solo protegen sus poltronas… aparentemente al menos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.