Unión Europea designa 87 áreas para proteger ecosistemas vulnerables de aguas profundas

Las ong ambientalistas felicitan a la Comisión Europea por el anuncio de 87 áreas en los mares de la Unión Europea donde se protegerán los ecosistemas marinos de aguas profundas vulnerables de los impactos de la pesca en contacto con el fondo marino. Esta medida salvaguardará ecosistemas importantes para la biodiversidad en más de 16.000 kilómetros cuadrados de fondos marinos en aguas de Portugal, España, Francia e Irlanda.

La decisión ahora anunciada proviene del reglamento europeo sobre pesca de altura, adoptado en 2016, que transpone compromisos adquiridos a nivel de Naciones Unidas a la legislación de la UE.

Además de prohibir la pesca de arrastre por debajo de los 800 m, esta normativa obliga a proteger los ecosistemas sensibles ricos en biodiversidad (arrecifes de coral de aguas frías, colonias de esponjas de aguas profundas, montes submarinos, entre otros) de la pesca con artes que entren en contacto con el fondo marino entre 400 m y 800m. El área total ahora protegida cubre áreas en las zonas económicas exclusivas de Portugal, España, Francia e Irlanda y, aunque extremadamente relevante, representa solo el 2% del total de las aguas de la Unión Europea por encima de los 800 m de profundidad.

Estos hábitats, conocidos como ecosistemas marinos vulnerables, constituyen verdaderos oasis de biodiversidad en las profundidades marinas y son extremadamente sensibles a los daños causados ​​por artes de pesca como el arrastre y otros que entran en contacto con el fondo. Su salvaguarda cumple con los compromisos asumidos por los estados miembros en materia de protección de la biodiversidad, pero también permite la creación de áreas de refugio donde pueden reproducirse especies importantes para la pesca comercial, contribuyendo así a la sostenibilidad de las comunidades pesqueras que dependen de ellas.

El proceso de definición de las áreas a ser cerradas a la pesca de fondo ya debería haber sido implementado en 2018, pero tomó varios años debido a las extensas y exhaustivas consultas que la Comisión Europea llevó a cabo con los estados miembros, pescadores, investigadores, organizaciones conservacionistas de la medio ambiente y otras partes interesadas, así como una consulta pública. Luego de estas consultas, la Comisión Europea sometió a consideración de un comité de expertos de los 27 estados miembros una propuesta de acto de implementación, y la propuesta fue aprobada con la abstención de Portugal. Tras la consulta con el Reino Unido en el marco del acuerdo Brexit, el acto de ejecución entra ahora en vigor.

El área total de las areas vedadas representa 16 419 km2 reservados para la protección de ecosistemas marinos vulnerables por debajo de los 400 metros. Esto representa el 1,16 % de las aguas de la UE del Atlántico nororiental. Los cierres afectan a los buques equipados con artes de fondo, es decir, redes de arrastre de fondo, dragas, redes de enmalle de fondo, palangres de fondo, nasas y almadrabas. La medida se redactó después de extensas consultas con los Estados miembros y las partes interesadas, incluida la industria pesquera y las ONG durante los últimos dos años. Después de la prohibición de la pesca de arrastre de fondo por debajo de los 800 metros, que se introdujo en 2016, estos cierres ofrecen una mayor protección para ayudar a restaurar los ecosistemas marinos vulnerables, como los arrecifes de coral de aguas frías, los montes marinos y los corrales marinos en aguas profundas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad