Más de 600 especies de invertebrados se alimentan de la encina

Una investigación liderada por científicos de la Universidad Rey Juan Carlos describe cientos de especies de escarabajos, mariposas o avispas, entre otros, que comen partes de este árbol.

No solo los cerdos comen bellotas. Numerosos invertebrados se alimentan de hojas y otras partes de la encina. Esta es la conclusión a la que ha llegado el científico de la Universidad Rey Juan Carlos, Juan Antonio Hernández-Agüero, que encabeza un estudio que ha recabado información de más de 600 especies de animales vinculados a estos bosques. El trabajo, que publica la revista Diversity and Distributions, se apoya en más de 200 referencias bibliográficas.

 “La mayoría de las especies que hemos encontrado se alimentan de hojas (222 especies) o de la madera viva o muerta de la encina (164 especies). La principal familia de comedores de madera son los cerambícidos, unos escarabajos que pueden llegar a medir 6 cm y cuyas larvas pueden permanecer tres o cuatro años alimentándose de la madera de este árbol, antes de hacer la metamorfosis y pasar a estado adulto. Entre los comedores de hojas destacan las larvas de las mariposas, como Malacosoma neustria, una colorida oruga que habita los bosques de media Europa”, dice a SINC Hernández-Agüero.

De entre todos los ejemplares analizados, más del 40 % son escarabajos, y las mariposas representan hasta el 25 %. Respecto a las partes de la planta de las que se alimentan, las hojas suponen más del 40 % y la madera el 30 %. 

“Este estudio establece el listado más extenso conocido hasta la fecha de artrópodos que se alimentan de la encina. Si queremos conservar las especies que nos rodean, necesitamos conocer su biología. Estudios como este establecen bases de conocimiento que quedan a disposición de otros investigadores y gestores de la biodiversidad”, enfatiza el científico.

Depender del hospedador para sobrevivir

Los investigadores han utilizado potentes herramientas de análisis biogeográfico para describir el nivel de dependencia de estas especies con su árbol hospedador. “El 20 % tiene el mismo requerimiento climático que la encina, y muchas de ellas incluso ven restringida su distribución aún más al presentar otras limitaciones climáticas propias”, explica Hernández-Agüero.

Precisamente, esas especies son las que tienen más peligro de desaparecer, si enfermedades como la llamada ‘seca’ que afecta a los encinares –causada por el hongo exótico (Phytophthora cinnamomi)– no se detienen, ya que dependen más fuertemente de la encina para sobrevivir.

Estas estrategias alimenticias estarían explicadas por la evolución de los animales. Existen, por ejemplo, grupos de avispas (Cinípidos) especializadas en la formación de agallas, y un grupo de escarabajos (Cerambífidos), en consumir madera. 

Aparte de la encina, otras de las especies que pueden consumir son los arces, álamos, hayas, olmos u otros árboles del género Quercus como el alcornoque o los robles. “El problema es que realmente no hay mucha información. Lo que nosotros observamos es que existen una serie de especies herbívoras, más o menos una de cada cinco, que solo aparecen en climas en los que vive la encina e, incluso, presentan mayores limitaciones climáticas que restringen aún más su distribución. Si la encina llegase a desaparecer de esos climas, es posible que estas no puedan encontrar alimento y acaben de igual forma”, apunta el investigador.

Por último, los autores establecen una comparación de los climas preferidos por las plantas y sus huéspedes, para determinar su grado de dependencia, lo que supone una nueva herramienta para poder determinar la vulnerabilidad.

Encinares en peligro

La encina, pese a ser una especie ampliamente extendida, se enfrenta a diversas amenazas relacionadas tanto con el impacto humano –por el cambio de uso de suelo–, como por la propia ecología de la planta –su crecimiento y regeneración natural son lentos–. En las últimas décadas su situación ha empeorado por la propagación de P. cinnamomi, que puede acabar con el árbol rápidamente.

Actualmente no se encuentra en peligro de extinción, pero estas circunstancias pueden hacer peligrar su supervivencia y la de todas las especies que se alimentan de ella.

 “Lo preocupante es que este hongo parece ser más mortal para la planta si se dan condiciones de sequías prolongadas, lo que, según los modelos actuales de cambio climático, va a ser cada vez más común”, añade el experto.

Los trabajos de plantación y facilitación de la encina pueden ayudar en este sentido. “Sin embargo, mientras no se produzca un cambio del modelo productivo que ralentice el cambio climático y no detengamos la expansión de patógenos, la encina no estará a salvo”, opina el investigador.

Asimismo, alguna de las especies descritas en el trabajo está catalogada como plaga para la encina, aunque en condiciones normales no deberían ser mortales. Sin embargo, si por la perturbación humana desaparecen sus depredadores (como carboneros o herrerillos), pueden reproducirse sin control y suponer un problema para la planta.

Más de 600 especies de invertebrados se alimentan de la encina

Ocho especies de invertebrados amenazados

Hasta ahora, de los ejemplares descritos en este trabajo, solo se tiene información acerca del estado de conservación de 71 de ellas, por lo que los autores destacan la falta de conocimiento en ciertos grupos como los artrópodos. De estas, ocho presentan algún tipo de amenaza de conservación, peligrando su supervivencia principalmente por el impacto humano.

Presentan algún tipo de amenaza de conservación, peligrando su supervivencia principalmente por el impacto humano

“Hay estudios que apuntan a que en la cuenca Mediterránea se producirá un aumento de las temperaturas y una disminución de la precipitación, por lo que la supervivencia de las especies vegetales, incapaces de migrar como lo hacen las aves, puede estar en peligro”, argumenta el experto.

Además, el estudio establece que la dieta de estas especies está explicada por sus antepasados. La mayoría se alimenta de la misma parte de la planta que sus parientes más cercanos. “Se tenían evidencias de que esto pasaba en la fauna del suelo, pero no se sabía que también sucedía entre los herbívoros de la encina”, concluye.  

Referencia:

Hernández-Agüero et al. “What feeds on Quercus ilex L.? A biogeographical approach to studying trophic interactions in a Mediterranean keystone species”. Diversity and Distributions

Fuente: SINC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre su uso de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis. View more
Cookies settings
Aceptar
No
Polí­tica de privacidad y cookies
Privacy & Cookies policy
Cookie nameActive

Quiénes somos

La dirección de nuestra web es: https://simientedisidente.com. Lo que sigue es la política de privacidad de datos que puedan ofrecerse por quienes interacciones con este sitio.

Tu información de contacto

Simientedisidente.com cumple con la normativa de privacidad de los datos. Al solicitar los boletines, autorizas a la La Delicia de Leer a recabar y tratar automatizadamente en un fichero del que es responsable todos tus datos. En cualquier momento podrás ejercitar los derechos de acceso, cancelación, rectificación y oposición de tus datos personales, de conformidad con lo establecido en la Ley 15/1999, de 13 de diciembre sobre Protección de Datos de Carácter Personal. La Delicia de Leer se compromete a no ceder a terceros los datos facilitados.

Qué datos personales recogemos y por qué los recogemos

Comentarios

Esta web no tiene habilitada la opción de comentarios, pero si la tuviera en algún momento lo que sigue garantiza la privacidad de los datos suministrados para ello: Cuando los visitantes dejan comentarios en la web, recopilamos los datos que se muestran en el formulario de comentarios, así como la dirección IP del visitante y la cadena de agentes de usuario del navegador para ayudar a la detección de spam. Una cadena anónima creada a partir de tu dirección de correo electrónico (también llamada hash) puede ser proporcionada al servicio de Gravatar para ver si la estás usando. La política de privacidad del servicio Gravatar está disponible aquí: https://automattic.com/privacy/. Después de la aprobación de tu comentario, la imagen de tu perfil es visible para el público en el contexto de su comentario.

Medios

Si subes imágenes a la web deberías evitar subir imágenes con datos de ubicación (GPS EXIF) incluidos. Los visitantes de la web pueden descargar y extraer cualquier dato de localización de las imágenes de la web.

Cookies

Si dejas un comentario en nuestro sitio puedes elegir guardar tu nombre, dirección de correo electrónico y web en cookies. Esto es para tu comodidad, para que no tengas que volver a rellenar tus datos cuando dejes otro comentario. Estas cookies tendrán una duración de un año. Si tienes una cuenta y te conectas a este sitio, instalaremos una cookie temporal para determinar si tu navegador acepta cookies. Esta cookie no contiene datos personales y se elimina al cerrar el navegador. Cuando inicias sesión, también instalaremos varias cookies para guardar tu información de inicio de sesión y tus opciones de visualización de pantalla. Las cookies de inicio de sesión duran dos días, y las cookies de opciones de pantalla duran un año. Si seleccionas "Recordarme", tu inicio de sesión perdurará durante dos semanas. Si sales de tu cuenta, las cookies de inicio de sesión se eliminarán. Si editas o publicas un artículo se guardará una cookie adicional en tu navegador. Esta cookie no incluye datos personales y simplemente indica el ID del artículo que acabas de editar. Caduca después de 1 día.

Contenido incrustado de otros sitios web

Los artículos de este sitio pueden incluir contenido incrustado (por ejemplo, vídeos, imágenes, artículos, etc.). El contenido incrustado de otras web se comporta exactamente de la misma manera que si el visitante hubiera visitado la otra web. Estas web pueden recopilar datos sobre ti, utilizar cookies, incrustar un seguimiento adicional de terceros, y supervisar tu interacción con ese contenido incrustado, incluido el seguimiento de tu interacción con el contenido incrustado si tienes una cuenta y estás conectado a esa web.

Plugin de Seguridad

La dirección IP de los visitantes, el ID de los usuarios conectados y el nombre de usuario de los intentos de acceso se registran de manera condicional para comprobar actividad maliciosa y proteger el sitio de tipos específicos de ataques. Ejemplos de condiciones en las que se hace registro son los intentos de acceso, solicitudes de desconexión, solicitudes de URLs sospechosas, cambios en el contenido del sitio y cambios de contraseñas. Esta información se conserva durante 60 días.

Con quién compartimos tus datos

La Delicia de Leer se compromete a no ceder a terceros los datos facilitados. Este sitio se ha analizado para buscar malware y vulnerabilidades potenciales usando SiteCheck de Sucuri. No enviamos información personal a Sucuri; no obstante, Sucuri podría encontrar información personal publicada públicamente (como la que hay en los comentarios) durante su análisis. Para más detalles, por favor, ve la política de privacidad de Sucuri.

Cuánto tiempo conservamos tus datos

Si dejas un comentario, el comentario y sus metadatos se conservan indefinidamente. Esto es para que podamos reconocer y aprobar comentarios sucesivos automáticamente en lugar de mantenerlos en una cola de moderación. De los usuarios que se registran en nuestra web (si los hay), también almacenamos la información personal que proporcionan en su perfil de usuario. Todos los usuarios pueden ver, editar o eliminar su información personal en cualquier momento (excepto que no pueden cambiar su nombre de usuario). Los administradores de la web también pueden ver y editar esa información. Los registros de seguridad se conservan 60 días.

Qué derechos tienes sobre tus datos

Si tienes una cuenta o has dejado comentarios en esta web, puedes solicitar recibir un archivo de exportación de los datos personales que tenemos sobre ti, incluyendo cualquier dato que nos hayas proporcionado. También puedes solicitar que eliminemos cualquier dato personal que tengamos sobre ti. Esto no incluye ningún dato que estemos obligados a conservar con fines administrativos, legales o de seguridad.

Dónde enviamos tus datos

Los comentarios de los visitantes puede que los revise un servicio de detección automática de spam. Este sitio es parte de una red de sitios que se protege contra ataques de fuerza bruta distribuidos. Para activar esta protección se comparte la IP de los visitantes que tratan de acceder al sitio con un servicio facilitado por ithemes.com. Para detalles sobre la política de privacidad, por favor, ve la política de privacidad de iThemes.
Save settings
Cookies settings