El movimiento ecológico europeo reclama más apoyo del PEPAC para alcanzar el objetivo del 25%

“Los Planes Estratégicos Nacionales de la PAC (PEPAC) carecen de ambición y no contribuirán a desarrollar significativamente la agricultura ecológica”

Nota de prensa de IFOAM Organics Europe (traducción y adaptación SEAE)

El movimiento de la agricultura y la alimentación ecológica, representado por IFOAM Organics Europe, ha publicado hoy su evaluación del apoyo a la agricultura ecológica en los proyectos de Planes Estratégicos de la Política Agrícola Común 2023-2027 (PEPAC). El análisis, basado en los comentarios de las asociaciones de agricultores ecológicos de 22 países, muestra que la mayoría de los borradores de los Planes Estratégicos Nacionales de la PAC (PEPAC) carecen de ambición y no contribuirán a desarrollar significativamente la agricultura ecológica en la UE ni a alcanzar los objetivos de la UE establecidos en la Estrategia “Del Campo a la Mesa”.

“IFOAM Organics Europe muestra su preocupación por la insuficiente ambición y presupuestos para incentivar a más agricultores a convertirse a la agricultura ecológica, y para recompensar a los agricultores ecológicos por los bienes públicos que proporcionan”.

IFOAM Organics Europe pide a la Comisión Europea, que está evaluando los planes, que se asegure de que los Estados miembros proporcionen mejores medidas y presupuestos que puedan garantizar al menos el crecimiento continuo de la producción ecológica durante el próximo período de la PAC, en línea con el Plan de Acción de la UE sobre el desarrollo de la agricultura ecológica. En general, IFOAM Organics Europe muestra su preocupación por la insuficiente ambición y presupuestos para incentivar a más agricultores a convertirse a la agricultura ecológica, y para recompensar a los agricultores ecológicos por los bienes públicos que proporcionan. Más concretamente, en comparación con el actual período de la PAC (2014-2022), preocupa la disminución de una ventaja comparativa para la conversión de las explotaciones convencionales a la agricultura ecológica, en comparación con los incentivos para adoptar otros tipos de prácticas agrícolas que son menos transformadoras y proporcionan muchos menos beneficios ambientales. Esta alarmante situación se debe principalmente a la falta de ambición medioambiental de los criterios de los eco-esquemas, así como a los problemas de los agricultores ecológicos para combinar los esquemas ecológicos con los eco-esquemas o las medidas agroambientales y climáticas.

La situación es especialmente preocupante en grandes países agrícolas como España, donde el presupuesto destinado a la agricultura ecológica se ha recortado drásticamente, pasando de 400 millones de euros al año en el anterior periodo de la PAC a 700 millones de euros para todo el próximo periodo de la PAC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.