9 Coaliciones europeas exigen a la Comisión Europea que rechace los PEPAC con poca ambición social y ambiental

La semana pasada, el Consejo de la Unión Europea aprobó la normativa de la Política Agraria Común (PAC) a nivel europeo. Entonces, el actual comisario de Agricultura de la Unión Europea, Janusz Czeslaw Wojciechowski, declaró que “los Estados miembros ahora tienen la oportunidad de diseñar sus propias estrategias, basadas en sus necesidades y fortalezas, y de establecer objetivos y tomar acciones para lograr resultados reales”. La realidad parece lejana a esos buenos deseos: diversos informes y organizaciones han constatado que los proyectos de planes estratégicos (PEPAC) que están ultimando los países son extremadamente decepcionantes en relación a los desafíos y compromisos que se esperaba de la que iba a ser la PAC más verde y justa de la historia.

Actualmente, se están ultimando los detalles de los PEPAC antes de su envío a la Comisión Europea para su aprobación. Ante la urgencia, Por Otra PAC y otras ocho coaliciones hermanas europeas han escrito una carta a los Comisarios de agricultura, salud y seguridad alimentaria, y medio ambiente, entre otros, con el objetivo de que presionen a los Estados miembros para que sean ambiciosos en sus propuestas y que no se ciñan a los requisitos mínimos acordados.

Nuestra última esperanza es que la Comisión Europea no apruebe planes estratégicos de la PAC que no cumplan con la llamada cláusula de no retroceso, ni con ecoesquemas que no tengan efectos positivos científicamente probados sobre el medio ambiente.

Además, en la misiva reclamamos que aunque los objetivos del Pacto Verde Europeo no son obligatorios, desde los PEPAC se debe apoyar con decisión a los agricultores que contribuyan a la transición hacia sistemas alimentarios sostenibles, ya sea en términos de agricultura ecológica, bienestar animal, reducción de pesticidas y fertilizantes químicos, entre otros. Ellos son lo que pueden contribuir a alcanzar los objetivos ambientales de la Unión para 2030.

Por otro lado, con respecto a la dimensión social de esta reforma de la PAC, detectamos que los proyectos de planes estratégicos de la PAC mayoritariamente no apuntalan realmente a los pequeños y medianos agricultores familiares. En España, por ejemplo, las pequeñas explotaciones volverán a sufrir una distribución injusta de los pagos directos y redistributivos, y no se protegerá adecuadamente a la agricultura de alto valor natural.

Por último, el texto recuerda que el reglamento exige que los Estados miembros “organicen un proceso transparente de elaboración de sus planes estratégicos de la PAC”. Sin embargo, en numerosos países como el nuestro, los procesos de participación ciudadana han tenido más sombras que luces. Por esta razón, solicitamos a la Comisión que verifique si realmente se ha recogido la opinión de todos los ciudadanos.

La carta denuncia que la escasa ambición de los proyectos de planes es preocupante. Para salvar el proyecto europeo de una PAC común, la Comisión Europea debe estar a la altura del desafío en esta última etapa del proceso. El elenco de Comisarios que decidirá sobre la validación de los Planes Estratégicos tiene la autoridad legal y política para elevar la ambición ambiental, climática, sanitaria y social de nuestros gobiernos. Esperamos que actúen de acuerdo a su responsabilidad.

Esta acción se completa con una campaña en redes sociales para informar a la ciudadanía, bajo el hashtag #ThisIsNotOurCAP.

ACCESO A LA CARTA, AQUÍ.

INFORMACIÓN SOBRE LA CAMPAÑA #ThisIsNotOurCAP, AQUÍ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad