¿Tiene la agroecología una dimensión simbólica?

«El alimento es la base de la vida de los humanos y en esa base ocupa un lugar destacado el modo de producir, las técnicas empleadas y la ética implícita en el modelo propuesto. Su repercusión se extiende hasta la organización social; si una sociedad acoge este tipo de agricultura, deberá modificar sus escuelas de enseñanza, sus instituciones políticas, sus sistemas de acceso a la tierra, sus circuitos de mercado, las relaciones obrero-patronales y sus prácticas de alimentación».

El Dossier de Agroecología de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Cuyo finaliza con un epílogo escrito por el investigador colombiano Tomás León-Sicard que trata sobre la simbología de la agroecología.

La agroecología tiene tres significados utilizados en la literatura. El primero como ciencia que estudia las relaciones ecosistémicas y culturales de los agroecosistemas; el segundo como un movimiento social y político que busca reivindicaciones agrarias alrededor de la tenencia de la tierra; y el tercero como una forma de hacer agricultura, un sistema de producción sin el uso de sustancias tóxicas y con exclusión de organismos genéticamente modificados, entre otros aspectos. Además de estas tres dimensiones aparece otra dimensión que subyace a las anteriores, la dimensión simbólica, que es la que presenta el autor en este análisis.

La necesidad de comer y beber hace que el alimento sea la esencia de la vida y el hilo conductor de las relaciones entre humanos y su entorno. El alimento surge de una trama de relaciones en las que participan variados elementos del orden ecosistémico y del orden cultural (visiones del mundo, aspiraciones individuales, políticas, relaciones sociales…)

La cultura se refiere al conjunto de las estructuras teóricas, las explicaciones místicas o las concepciones individuales o colectivas surgidas del pensamiento humano  que se enlazan con sus formas de organización socioeconómica, política y militar y que se expresan en sus plataformas tecnológicas.

Símbolo, organización e instrumentos, son los tres pilares de la cultura a través de la cual los seres humanos hemos transformado profundamente los ecosistemas. Según este artículo ninguna transformación ha sido más profunda y constante que la agricultura.

El primer –y tal vez el más importante significado– de la agricultura es su valor como medio para preservar la vida. Esta concepción revela el carácter profundamente sagrado del arte de producir alimentos. Son estos agricultores/as, en la base de la pirámide, quienes dan el primer paso para otorgarle un sentido ético a la agricultura, incluyendo en ella, desde el principio, valores de espiritualidad, solidaridad, respeto, generosidad y amor que a veces se pierden en el camino mercantil o en la política. Según el autor, no hay nada mejor que iniciar esta ruta desde la agricultura ecológica, intercambiando semillas nativas sin restricciones, dando y recibiendo conocimientos, dialogando con el tiempo o con los insectos  y entendiendo las señales que pueden venir, por ejemplo, de una tormenta.

Esta forma de producir no es incompatible con la posibilidad de acumular capital. De hecho el/la agricultor/a añade con mayor facilidad valor económico a su actividad, ya que se respeta la vida de los demás seres que intervienen en el campo de cultivo porque cada uno de ellos cumple un papel en el equilibrio global del agroecosistema. La premisa de no matar se extiende a los habitantes de los agroecosistemas y a todos los seres humanos y no humanos que se colocan en contacto diariamente con la agricultura.

El alimento es la base de la vida de los humanos y en esa base ocupa un lugar destacado el modo de producir, las técnicas empleadas y la ética implícita en el modelo propuesto. Su repercusión se extiende hasta la organización social; si una sociedad acoge este tipo de agricultura, deberá modificar sus escuelas de enseñanza, sus instituciones políticas, sus sistemas de acceso a la tierra, sus circuitos de mercado, las relaciones obrero-patronales y sus prácticas de alimentación.

Esta síntesis sirve para mostrar fácilmente las relaciones complejas que se esconden alrededor de los alimentos.  Los alimentos son considerados hoy como valores secundarios adjudicados por la sociedad de consumo, por ser abundantes, cotidianos y casi invisibles. Los alimentos ya no son un elemento esencial para la vida, sino un artículo más de consumo, que generan  especulación y riqueza para algunos/as.

Los científicos/as de la agroecología saben que se está criticando uno de los símbolos más poderosos de la modernidad, como es la ciencia positiva, y al mismo tiempo se está construyendo este  nuevo paradigma con el conocimiento popular. La agroecología invita a todas las disciplinas de la ciencia a pensar en maneras distintas de producir, conservar y comerciar productos ecológicos.

La agroecología tiene por lo tanto una dimensión simbólica, que está en la base de las otras tres, aunque no sea vista ni considerada.

Para descagrar el articulo:La+dimensión+simbólica+de+la+agroecología

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre su uso de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis. View more
Cookies settings
Aceptar
No
Polí­tica de privacidad y cookies
Privacy & Cookies policy
Cookie nameActive

Quiénes somos

La dirección de nuestra web es: https://simientedisidente.com. Lo que sigue es la política de privacidad de datos que puedan ofrecerse por quienes interacciones con este sitio.

Tu información de contacto

Simientedisidente.com cumple con la normativa de privacidad de los datos. Al solicitar los boletines, autorizas a la La Delicia de Leer a recabar y tratar automatizadamente en un fichero del que es responsable todos tus datos. En cualquier momento podrás ejercitar los derechos de acceso, cancelación, rectificación y oposición de tus datos personales, de conformidad con lo establecido en la Ley 15/1999, de 13 de diciembre sobre Protección de Datos de Carácter Personal. La Delicia de Leer se compromete a no ceder a terceros los datos facilitados.

Qué datos personales recogemos y por qué los recogemos

Comentarios

Esta web no tiene habilitada la opción de comentarios, pero si la tuviera en algún momento lo que sigue garantiza la privacidad de los datos suministrados para ello: Cuando los visitantes dejan comentarios en la web, recopilamos los datos que se muestran en el formulario de comentarios, así como la dirección IP del visitante y la cadena de agentes de usuario del navegador para ayudar a la detección de spam. Una cadena anónima creada a partir de tu dirección de correo electrónico (también llamada hash) puede ser proporcionada al servicio de Gravatar para ver si la estás usando. La política de privacidad del servicio Gravatar está disponible aquí: https://automattic.com/privacy/. Después de la aprobación de tu comentario, la imagen de tu perfil es visible para el público en el contexto de su comentario.

Medios

Si subes imágenes a la web deberías evitar subir imágenes con datos de ubicación (GPS EXIF) incluidos. Los visitantes de la web pueden descargar y extraer cualquier dato de localización de las imágenes de la web.

Cookies

Si dejas un comentario en nuestro sitio puedes elegir guardar tu nombre, dirección de correo electrónico y web en cookies. Esto es para tu comodidad, para que no tengas que volver a rellenar tus datos cuando dejes otro comentario. Estas cookies tendrán una duración de un año. Si tienes una cuenta y te conectas a este sitio, instalaremos una cookie temporal para determinar si tu navegador acepta cookies. Esta cookie no contiene datos personales y se elimina al cerrar el navegador. Cuando inicias sesión, también instalaremos varias cookies para guardar tu información de inicio de sesión y tus opciones de visualización de pantalla. Las cookies de inicio de sesión duran dos días, y las cookies de opciones de pantalla duran un año. Si seleccionas "Recordarme", tu inicio de sesión perdurará durante dos semanas. Si sales de tu cuenta, las cookies de inicio de sesión se eliminarán. Si editas o publicas un artículo se guardará una cookie adicional en tu navegador. Esta cookie no incluye datos personales y simplemente indica el ID del artículo que acabas de editar. Caduca después de 1 día.

Contenido incrustado de otros sitios web

Los artículos de este sitio pueden incluir contenido incrustado (por ejemplo, vídeos, imágenes, artículos, etc.). El contenido incrustado de otras web se comporta exactamente de la misma manera que si el visitante hubiera visitado la otra web. Estas web pueden recopilar datos sobre ti, utilizar cookies, incrustar un seguimiento adicional de terceros, y supervisar tu interacción con ese contenido incrustado, incluido el seguimiento de tu interacción con el contenido incrustado si tienes una cuenta y estás conectado a esa web.

Plugin de Seguridad

La dirección IP de los visitantes, el ID de los usuarios conectados y el nombre de usuario de los intentos de acceso se registran de manera condicional para comprobar actividad maliciosa y proteger el sitio de tipos específicos de ataques. Ejemplos de condiciones en las que se hace registro son los intentos de acceso, solicitudes de desconexión, solicitudes de URLs sospechosas, cambios en el contenido del sitio y cambios de contraseñas. Esta información se conserva durante 60 días.

Con quién compartimos tus datos

La Delicia de Leer se compromete a no ceder a terceros los datos facilitados. Este sitio se ha analizado para buscar malware y vulnerabilidades potenciales usando SiteCheck de Sucuri. No enviamos información personal a Sucuri; no obstante, Sucuri podría encontrar información personal publicada públicamente (como la que hay en los comentarios) durante su análisis. Para más detalles, por favor, ve la política de privacidad de Sucuri.

Cuánto tiempo conservamos tus datos

Si dejas un comentario, el comentario y sus metadatos se conservan indefinidamente. Esto es para que podamos reconocer y aprobar comentarios sucesivos automáticamente en lugar de mantenerlos en una cola de moderación. De los usuarios que se registran en nuestra web (si los hay), también almacenamos la información personal que proporcionan en su perfil de usuario. Todos los usuarios pueden ver, editar o eliminar su información personal en cualquier momento (excepto que no pueden cambiar su nombre de usuario). Los administradores de la web también pueden ver y editar esa información. Los registros de seguridad se conservan 60 días.

Qué derechos tienes sobre tus datos

Si tienes una cuenta o has dejado comentarios en esta web, puedes solicitar recibir un archivo de exportación de los datos personales que tenemos sobre ti, incluyendo cualquier dato que nos hayas proporcionado. También puedes solicitar que eliminemos cualquier dato personal que tengamos sobre ti. Esto no incluye ningún dato que estemos obligados a conservar con fines administrativos, legales o de seguridad.

Dónde enviamos tus datos

Los comentarios de los visitantes puede que los revise un servicio de detección automática de spam. Este sitio es parte de una red de sitios que se protege contra ataques de fuerza bruta distribuidos. Para activar esta protección se comparte la IP de los visitantes que tratan de acceder al sitio con un servicio facilitado por ithemes.com. Para detalles sobre la política de privacidad, por favor, ve la política de privacidad de iThemes.
Save settings
Cookies settings