¿Qué papel juega el eucalipto en el medio ambiente?

En muchas zonas del monte gallego los tonos ocres del otoño son historia y es el eucalipto el que se expande. La metáfora del desierto verde es un concepto que se acuña desde la metodología científica para describir aquello que ocurre bajo la cubierta vegetal de un monocultivo forestal.

Galicia ofrece al visitante una postal única que muy pocos pueden prometer. Su monte es siempre verde y posee un bien cada vez más escaso, el silencio.

Un desierto verde de eucaliptos

No obstante, bajo la perenne cubierta vegetal de un eucaliptal no se escucha nada. Los pájaros lo reconocen ajeno. Ninguno anida entre sus ramas. Y su color engaña al viajero. Es un falso verde. El eucalipto, que de nada tiene culpa, exprime y asfixia la vida de la tierra que ocupa. Omnipresente y en expansión por toda Galicia en monocultivos sin fecha de caducidad.

Lo que podría ser una introducción apocalíptica lo confirmó en un informe redactado el pasado año 2018 el Comité Científico de Flora y Fauna Silvestre del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que resolvió por unanimidad que el eucalipto “debería incluirse en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras“.

Especie exótica invasora

Desde el Ministerio detallaron que existen suficientes evidencias científicas que explicarían “el empobrecimiento de las cadenas tróficas“, “la alteración de las propiedades físico-químicas, bioquímicas y microbiológicas del suelo”, “la pérdida de biodiversidad vegetal y animal”, “la colonización de espacios abiertos”, “la dificultad de erradicación” y “el elevado riesgo de incendio”.

Por lo tanto, recomendaron “extremar la precaución con nuevas introducciones y plantaciones, un seguimiento local y llevar a cabo medidas de erradicación antes de que se produzca la invasión”.

Un mensaje éste que el propio Ministerio neutralizó con otro informe elaborado por la Subdirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal y un profesor de la Universidad Politécnica de Madrid, quienes cargaron contra el comité científico al denunciar “una actitud tendenciosa”.

Deseucaliptización

La gestión del monte gallego se ha convertido en un trabalenguas. Una legislación enrevesada y un debate con muchas aristas. Tantas como sílabas tiene la palabra del año en Galicia: Deseucaliptización.

Resultó ganadora en el concurso organizado por el Portal das Palabras, una iniciativa de la Real Academia Galega y la Fundación Barrié.

La organización destacó que su elección ha sido reflejo de la “creciente preocupación social por la gestión del monte gallego” y que explica el “rechazo social” que provoca la plantación indiscriminada de eucaliptos. La palabra ya tiene hasta un ejército de voluntarios.

Son tantos que han atacado al árbol en un frente de más de 500 hectáreas distribuidas en doce ayuntamientos. Son las Brigadas Deseucaliptizadoras, que se han juntado bajo el auspicio de la organización ecologista Verdegaia y que pretenden “combatir el problema que supone la eucaliptización y la presencia cada vez mayor de otras especies invasoras”.

Como cuenta Joám Evans, coordinador de la iniciativa, que recibe a EFE desde su atalaya caducifolia en el Área Conservada por la Comunidad Local de Froxán, un pequeño núcleo rural del ayuntamiento coruñés de Lousame, que, tras verse cercado por el fuego, puso fin al asedio del eucalipto sustituyéndolo por especies de árboles autóctonas.

Bosques que no lo son

Dice que el desierto verde “no es un concepto que se acuñe desde la crítica ambientalista. Es un término científico que describe qué pasa bajo los eucaliptales. Desde una panorámica podemos estar viendo lo que parecerían bosques, pero no lo son. Son cultivos intensivos donde el eucalipto por sus propias características químicas impide la competencia de otro tipo de vida”.

Apunta a la desertización del rural como una de las principales consecuencias de su cultivo dado que “la presencia en el país de ciertas industrias que necesitan grandes cantidades de madera de baja calidad, para triturar, favorece un modelo que fomenta el absentismo rural”.

“El problema es que los intereses de estas industrias de base extractivista, por legítimos que puedan ser, no necesariamente coinciden con el interés general de las comunidades rurales y del propio país en términos de biodiversidad, de paisaje, de turismo o de alternativas económicas en aldeas como ésta. Es la función de los lobbies, que hacen que los intereses particulares de un sector se conviertan en interés general. Aunque no lo sea”.

Usos del eucalipto

Asume que en esta sociedad industrializada, donde la demanda del papel es enorme, “el eucalipto tiene algunos usos, incluso medicinales, y nosotros por ejemplo aquí tenemos un eucalipto que esperamos tener por muchas generaciones, pero lo que está pasando en el país, tener eucalipto por todas partes y de forma incontrolada a la única que beneficia es a la industria, con una eucaliptización masiva de comarcas y ayuntamientos enteros”.

Del eucalipto no se libran ni espacios protegidos como As Fragas do Eume. Un bosque atlántico que se extiende encajonado a ambos márgenes del río Eume, en la provincia de A Coruña.

Tal y como detalla el geógrafo Diego Cidrás, contratado predoctoral de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), “la constitución de una figura de protección, en este caso Parque Natural, no tuvo implicaciones directas en la protección de los valores ecológicos del Parque en relación con la gestión del eucalipto”.

Esgrime durante una entrevista concedida a Efe el que ha sido un minucioso estudio sobre la expansión del árbol en las Fragas, donde evaluaron a partir de fuentes cartográficas oficiales la evolución de las masas de eucalipto y del bosque atlántico, pudiendo constatar que “el eucalipto se expandió en todas las zonas hasta un 19% a la vez que el bosque atlántico menguó”.

Eucalipto: el bosque autóctono solo ocupa ya el 32,46%

Según su análisis, el eucalipto ha ganado al Parque un total de 214,77 hectáreas y el bosque autóctono ya solo ocupa un 32,46%.

El Parque Natural de As Fragas do Eume, un espacio destinado a la conservación del paisaje, ha pasado de ser un verdadero corredor ecológico a estar seriamente amenazado.

Preguntado acerca de si la expansión del árbol es deliberada, es decir, si hay nuevas plantaciones dentro del Parque, afirma que “la extensión del eucalipto viene motivada principalmente por dinámicas antrópicas, es decir, dinámicas de plantación o de abandono, frente a una expansión naturalizada mucho más reducida”.

Bloqueo de los corredores ecológicos

“En términos ecológicos, una consolidación del eucalipto en el anillo alrededor del bosque de ribera sería muy peligroso por el bloqueo de los corredores ecológicos que en los últimos años los biólogos y ecólogos siempre intentan poner en valor”.

En este sentido, desde el Colectivo Terra, una asociación cultural muy activa del ayuntamiento coruñés de Pontedeume, que comparte el Parque Natural con los pueblos vecinos de A Capela, As Pontes, Cabanas y Monfero, destacan que “el eucalipto es un árbol magnífico en su tierra de origen, al que la especulación humana ha convertido en invasor fuera de los bosques australes”.

Eucalipto: alternativa a la cuota láctea

Xesús García, uno de los responsables del colectivo eumés expone a Efe que en las Fragas do Eume “los eucaliptos crecen por todas partes. Desde las cimas de los cañones del río se precipitan por la pendiente enormes masas del árbol, que devoran a su paso al bosque autóctono”.

“En este país se planteó el eucalipto como una alternativa de futuro tras la imposición de la cuota láctea, que transformó brutalmente el paisaje gallego. Desde el sector forestal, aliado con la Xunta de Galicia, prometieron el oro verde, con miles de hectáreas subvencionadas. Entonces mucha gente abandonó ese modo de vida que exigía trabajo diario a pie de granja y ahora, que el precio ha bajado tanto, el problema ambiental es ya un drama social provocado por el monopolio del sector. El precio del eucalipto no es libre, lo fijan las empresas papeleras y ¿qué es lo que vemos ahora? Montes abandonados y un rural muerto”.

“En el caso particular del Parque, el retraso de más de veinte años que acumula el Plan Rector de Usos y Gestión del enclave ocasiona que se culpabilice de la situación a los propietarios de terrenos, cuando ellos son los primeros perjudicados por la ausencia de legislación”.

No importa la estación. Silencio perenne en las zonas ocupadas por el eucalipto. Un desierto verde y un monte mudo.

Fuente: Carlos Rey y josde Caballar  //// EFE Verde

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre su uso de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis. View more
Cookies settings
Aceptar
No
Polí­tica de privacidad y cookies
Privacy & Cookies policy
Cookie nameActive

Quiénes somos

La dirección de nuestra web es: https://simientedisidente.com. Lo que sigue es la política de privacidad de datos que puedan ofrecerse por quienes interacciones con este sitio.

Tu información de contacto

Simientedisidente.com cumple con la normativa de privacidad de los datos. Al solicitar los boletines, autorizas a la La Delicia de Leer a recabar y tratar automatizadamente en un fichero del que es responsable todos tus datos. En cualquier momento podrás ejercitar los derechos de acceso, cancelación, rectificación y oposición de tus datos personales, de conformidad con lo establecido en la Ley 15/1999, de 13 de diciembre sobre Protección de Datos de Carácter Personal. La Delicia de Leer se compromete a no ceder a terceros los datos facilitados.

Qué datos personales recogemos y por qué los recogemos

Comentarios

Esta web no tiene habilitada la opción de comentarios, pero si la tuviera en algún momento lo que sigue garantiza la privacidad de los datos suministrados para ello: Cuando los visitantes dejan comentarios en la web, recopilamos los datos que se muestran en el formulario de comentarios, así como la dirección IP del visitante y la cadena de agentes de usuario del navegador para ayudar a la detección de spam. Una cadena anónima creada a partir de tu dirección de correo electrónico (también llamada hash) puede ser proporcionada al servicio de Gravatar para ver si la estás usando. La política de privacidad del servicio Gravatar está disponible aquí: https://automattic.com/privacy/. Después de la aprobación de tu comentario, la imagen de tu perfil es visible para el público en el contexto de su comentario.

Medios

Si subes imágenes a la web deberías evitar subir imágenes con datos de ubicación (GPS EXIF) incluidos. Los visitantes de la web pueden descargar y extraer cualquier dato de localización de las imágenes de la web.

Cookies

Si dejas un comentario en nuestro sitio puedes elegir guardar tu nombre, dirección de correo electrónico y web en cookies. Esto es para tu comodidad, para que no tengas que volver a rellenar tus datos cuando dejes otro comentario. Estas cookies tendrán una duración de un año. Si tienes una cuenta y te conectas a este sitio, instalaremos una cookie temporal para determinar si tu navegador acepta cookies. Esta cookie no contiene datos personales y se elimina al cerrar el navegador. Cuando inicias sesión, también instalaremos varias cookies para guardar tu información de inicio de sesión y tus opciones de visualización de pantalla. Las cookies de inicio de sesión duran dos días, y las cookies de opciones de pantalla duran un año. Si seleccionas "Recordarme", tu inicio de sesión perdurará durante dos semanas. Si sales de tu cuenta, las cookies de inicio de sesión se eliminarán. Si editas o publicas un artículo se guardará una cookie adicional en tu navegador. Esta cookie no incluye datos personales y simplemente indica el ID del artículo que acabas de editar. Caduca después de 1 día.

Contenido incrustado de otros sitios web

Los artículos de este sitio pueden incluir contenido incrustado (por ejemplo, vídeos, imágenes, artículos, etc.). El contenido incrustado de otras web se comporta exactamente de la misma manera que si el visitante hubiera visitado la otra web. Estas web pueden recopilar datos sobre ti, utilizar cookies, incrustar un seguimiento adicional de terceros, y supervisar tu interacción con ese contenido incrustado, incluido el seguimiento de tu interacción con el contenido incrustado si tienes una cuenta y estás conectado a esa web.

Plugin de Seguridad

La dirección IP de los visitantes, el ID de los usuarios conectados y el nombre de usuario de los intentos de acceso se registran de manera condicional para comprobar actividad maliciosa y proteger el sitio de tipos específicos de ataques. Ejemplos de condiciones en las que se hace registro son los intentos de acceso, solicitudes de desconexión, solicitudes de URLs sospechosas, cambios en el contenido del sitio y cambios de contraseñas. Esta información se conserva durante 60 días.

Con quién compartimos tus datos

La Delicia de Leer se compromete a no ceder a terceros los datos facilitados. Este sitio se ha analizado para buscar malware y vulnerabilidades potenciales usando SiteCheck de Sucuri. No enviamos información personal a Sucuri; no obstante, Sucuri podría encontrar información personal publicada públicamente (como la que hay en los comentarios) durante su análisis. Para más detalles, por favor, ve la política de privacidad de Sucuri.

Cuánto tiempo conservamos tus datos

Si dejas un comentario, el comentario y sus metadatos se conservan indefinidamente. Esto es para que podamos reconocer y aprobar comentarios sucesivos automáticamente en lugar de mantenerlos en una cola de moderación. De los usuarios que se registran en nuestra web (si los hay), también almacenamos la información personal que proporcionan en su perfil de usuario. Todos los usuarios pueden ver, editar o eliminar su información personal en cualquier momento (excepto que no pueden cambiar su nombre de usuario). Los administradores de la web también pueden ver y editar esa información. Los registros de seguridad se conservan 60 días.

Qué derechos tienes sobre tus datos

Si tienes una cuenta o has dejado comentarios en esta web, puedes solicitar recibir un archivo de exportación de los datos personales que tenemos sobre ti, incluyendo cualquier dato que nos hayas proporcionado. También puedes solicitar que eliminemos cualquier dato personal que tengamos sobre ti. Esto no incluye ningún dato que estemos obligados a conservar con fines administrativos, legales o de seguridad.

Dónde enviamos tus datos

Los comentarios de los visitantes puede que los revise un servicio de detección automática de spam. Este sitio es parte de una red de sitios que se protege contra ataques de fuerza bruta distribuidos. Para activar esta protección se comparte la IP de los visitantes que tratan de acceder al sitio con un servicio facilitado por ithemes.com. Para detalles sobre la política de privacidad, por favor, ve la política de privacidad de iThemes.
Save settings
Cookies settings