Los pescados y mariscos provenientes de la acuicultura dañan al medio ambiente. #PescandoPienso

Dada la creciente preocupación de la ciudadanía por el estado de las poblaciones de los océanos, la piscicultura (también conocida como acuicultura) nos es presentada como una alternativa más sostenible al consumo de peces y mariscos salvajes. Pero ¿qué sabemos realmente los consumidores acerca de la acuicultura? ¿Somos conscientes de los daños que  genera en los océanos y en las comunidades que de ellos dependen directamente? ¿Sabemos que estos animales son alimentados con pescado salvaje capturado en Africa Occidental y en otros países del Sur Global?

En la investigación que acabamos de presentar, titulada Atrapados: cómo los supermercados españoles abordan el empleo de pescado salvaje en su cadena de suministro acuícola, sobre los sectores de la acuicultura y de la distribución, y éstos no sale muy bien parados: los 10 principales supermercados en este país no tienen el control que debieran sobre el origen del alimento de los peces y mariscos provenientes de la acuicultura.

Así, aunque se vende como ‘sostenible’, parte de la acuicultura está contribuyendo a la destrucción de ecosistemas marinos y de los medios de vida de millones de personas. Es un sector en el que, como se ha comprobado en esta investigación, en este país estamos muy por detrás de nuestros homólogos europeos, sobre todo si se compara con los resultados obtenidos en otros países (el Reino Unido o Alemania, por ejemplo), donde al menos algunas empresas reconocen la necesidad de eliminar el pescado salvaje en los piensos para acuicultura.

En nuestro informe hemos comprobado que en los pescados y mariscos que llegan a nuestras mesas procedentes de piscifactorías no existe control sobre la alimentación de éstos con peces salvajes, es decir, procedentes de ecosistemas marinos. Ha quedado claro que ningún supermercado tiene como objetivo eliminar productos acuícolas alimentados con pescado salvaje, que no están invirtiendo recursos para buscar alternativas sostenibles y que no se informa bien a los consumidores. Es más, incluso existe una fuerte inversión en marketing para algunos de estos productos, como el salmón y sus  derivados.

Todo ello es importante en un país en el que el consumo de pescado y marisco per cápita es de los más altos del mundo. A nivel global, la acuicultura es el sector alimentario que más rápido crece y se calcula que en una década representará ya el 60% del consumo mundial de pescado. España es, además, el país de la Unión Europea con la producción más elevada, alcanzando ya las 311.000 toneladas, es decir, casi la cuarta parte de toda la UE. En el caso del salmón fresco, en 2017 ya era el segundo mayor consumidor europeo (con el 26%).

En medio siglo ha aumentado la población mundial, pero es que desde 1961 el incremento de consumo de pescado ha doblado el de seres humanos. Y España lidera este incremento con un 4,2% anual.

En este contexto, el pequeño grupo de multinacionales del sector acuícola (como Cargill, Biomar, Skretting, Mowi, Leroy) han presentado en los últimos años este sector como la solución a los límites naturales de la pesca: cultivar peces y mariscos en instalaciones en lugar de extraerlos de los océanos y, además, de forma más barata. Pero hay que alimentarlos y pocas personas saben de la dependencia que especies como el salmón, la lubina, la trucha o los langostinos, tienen de harinas y aceites de pescado (llamadas FMFO, por sus siglas inglesas), productos que son elaborados, en su mayor parte, de peces y crustáceos salvajes que hay que pescar para convertirlos en FMFO. Se calcula que dos tercios del FMFO para acuicultura se elaboran a partir de peces capturados específicamente para este fin, en su mayor parte en mares de Asia, África o América Latina, mientras que sólo otro tercio se obtiene de lo que la industria describe como ‘recortes y subproductos’, es decir, lo que no vale para el consumo humano directo. Se calcula que cada año es capturada la asombrosa cantidad de 0,5 a 1,1 billones de peces para ser reducidos a ingredientes para alimentar a animales de cría, principalmente peces, pero también cerdos y pollos.

Estas prácticas están impulsadas en gran medida por las empresas multinacionales que demandan una cantidad significativa de aceite de pescado para producir piensos para acuicultura (por ejemplo para el salmón que se vende en los supermercados españoles). La sobrepesca de juveniles es especialmente problemática, ya que pone en riesgo la renovación de las poblaciones de peces salvajes. Dado que las especies pelágicas como la anchoveta se encuentran en la base de la cadena alimentaria marina, un colapso en las poblaciones de peces pelágicos produciría el colapso de todo el ecosistema marino. No existe un principio de precaución en las capturas de anchoveta, que considere el papel clave de ésta en los ecosistemas.

Ante esta situación, y según constata la investigación Atrapados, llama la atención que los supermercados españoles tengan un nivel de ambición tan bajo respecto de la gestión responsable de los océanos, aún cuando en sus informes de responsabilidad social y sus páginas web destacan sus compromisos ambientales.

Esta investigación, por tanto, muestra que el modelo extractivo que requiere la acuicultura es un peligro real tanto para los ecosistemas marinos como para muchas comunidades, cuya seguridad alimentaria depende de la pesca. Dado que el marketing del sector distribución condiciona las compras de los consumidores, es hora de que éste intensifique en España sus compromisos con la sostenibilidad y reconozca los riesgos que plantean sus cadenas de suministro acuícola. Consideramos que debe tomar resoluciones ante el nuevo año, garantizando la transparencia con sus clientes y asegurarse de que los productos procedentes de la acuicultura no contribuyan al deterioro de los océanos.

Instamos al sector de la distribución a que se comprometa públicamente a eliminar el uso de pescado salvaje en los piensos acuícolas -sustituyéndolo por alternativas sostenibles-, y garantizar que ese compromiso se cumple en toda la cadena de suministro a más tardar en 2025. Décadas de sobrepesca y mala gestión han llevado a la actual crisis de nuestros océanos. La acuicultura podría ser parte de la solución pero, lamentablemente, sigue siendo parte del problema. Es hora de dejar de pescar piensos.

Natasha Hurley, Changing Markets Foundation

Para descargar el informe sigue este enlace: ATRAPADOS_Informe.pdf (changingmarkets.org)

Fuente: EFE Verde

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre su uso de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis. View more
Cookies settings
Aceptar
No
Polí­tica de privacidad y cookies
Privacy & Cookies policy
Cookie nameActive

Quiénes somos

La dirección de nuestra web es: https://simientedisidente.com. Lo que sigue es la política de privacidad de datos que puedan ofrecerse por quienes interacciones con este sitio.

Tu información de contacto

Simientedisidente.com cumple con la normativa de privacidad de los datos. Al solicitar los boletines, autorizas a la La Delicia de Leer a recabar y tratar automatizadamente en un fichero del que es responsable todos tus datos. En cualquier momento podrás ejercitar los derechos de acceso, cancelación, rectificación y oposición de tus datos personales, de conformidad con lo establecido en la Ley 15/1999, de 13 de diciembre sobre Protección de Datos de Carácter Personal. La Delicia de Leer se compromete a no ceder a terceros los datos facilitados.

Qué datos personales recogemos y por qué los recogemos

Comentarios

Esta web no tiene habilitada la opción de comentarios, pero si la tuviera en algún momento lo que sigue garantiza la privacidad de los datos suministrados para ello: Cuando los visitantes dejan comentarios en la web, recopilamos los datos que se muestran en el formulario de comentarios, así como la dirección IP del visitante y la cadena de agentes de usuario del navegador para ayudar a la detección de spam. Una cadena anónima creada a partir de tu dirección de correo electrónico (también llamada hash) puede ser proporcionada al servicio de Gravatar para ver si la estás usando. La política de privacidad del servicio Gravatar está disponible aquí: https://automattic.com/privacy/. Después de la aprobación de tu comentario, la imagen de tu perfil es visible para el público en el contexto de su comentario.

Medios

Si subes imágenes a la web deberías evitar subir imágenes con datos de ubicación (GPS EXIF) incluidos. Los visitantes de la web pueden descargar y extraer cualquier dato de localización de las imágenes de la web.

Cookies

Si dejas un comentario en nuestro sitio puedes elegir guardar tu nombre, dirección de correo electrónico y web en cookies. Esto es para tu comodidad, para que no tengas que volver a rellenar tus datos cuando dejes otro comentario. Estas cookies tendrán una duración de un año. Si tienes una cuenta y te conectas a este sitio, instalaremos una cookie temporal para determinar si tu navegador acepta cookies. Esta cookie no contiene datos personales y se elimina al cerrar el navegador. Cuando inicias sesión, también instalaremos varias cookies para guardar tu información de inicio de sesión y tus opciones de visualización de pantalla. Las cookies de inicio de sesión duran dos días, y las cookies de opciones de pantalla duran un año. Si seleccionas "Recordarme", tu inicio de sesión perdurará durante dos semanas. Si sales de tu cuenta, las cookies de inicio de sesión se eliminarán. Si editas o publicas un artículo se guardará una cookie adicional en tu navegador. Esta cookie no incluye datos personales y simplemente indica el ID del artículo que acabas de editar. Caduca después de 1 día.

Contenido incrustado de otros sitios web

Los artículos de este sitio pueden incluir contenido incrustado (por ejemplo, vídeos, imágenes, artículos, etc.). El contenido incrustado de otras web se comporta exactamente de la misma manera que si el visitante hubiera visitado la otra web. Estas web pueden recopilar datos sobre ti, utilizar cookies, incrustar un seguimiento adicional de terceros, y supervisar tu interacción con ese contenido incrustado, incluido el seguimiento de tu interacción con el contenido incrustado si tienes una cuenta y estás conectado a esa web.

Plugin de Seguridad

La dirección IP de los visitantes, el ID de los usuarios conectados y el nombre de usuario de los intentos de acceso se registran de manera condicional para comprobar actividad maliciosa y proteger el sitio de tipos específicos de ataques. Ejemplos de condiciones en las que se hace registro son los intentos de acceso, solicitudes de desconexión, solicitudes de URLs sospechosas, cambios en el contenido del sitio y cambios de contraseñas. Esta información se conserva durante 60 días.

Con quién compartimos tus datos

La Delicia de Leer se compromete a no ceder a terceros los datos facilitados. Este sitio se ha analizado para buscar malware y vulnerabilidades potenciales usando SiteCheck de Sucuri. No enviamos información personal a Sucuri; no obstante, Sucuri podría encontrar información personal publicada públicamente (como la que hay en los comentarios) durante su análisis. Para más detalles, por favor, ve la política de privacidad de Sucuri.

Cuánto tiempo conservamos tus datos

Si dejas un comentario, el comentario y sus metadatos se conservan indefinidamente. Esto es para que podamos reconocer y aprobar comentarios sucesivos automáticamente en lugar de mantenerlos en una cola de moderación. De los usuarios que se registran en nuestra web (si los hay), también almacenamos la información personal que proporcionan en su perfil de usuario. Todos los usuarios pueden ver, editar o eliminar su información personal en cualquier momento (excepto que no pueden cambiar su nombre de usuario). Los administradores de la web también pueden ver y editar esa información. Los registros de seguridad se conservan 60 días.

Qué derechos tienes sobre tus datos

Si tienes una cuenta o has dejado comentarios en esta web, puedes solicitar recibir un archivo de exportación de los datos personales que tenemos sobre ti, incluyendo cualquier dato que nos hayas proporcionado. También puedes solicitar que eliminemos cualquier dato personal que tengamos sobre ti. Esto no incluye ningún dato que estemos obligados a conservar con fines administrativos, legales o de seguridad.

Dónde enviamos tus datos

Los comentarios de los visitantes puede que los revise un servicio de detección automática de spam. Este sitio es parte de una red de sitios que se protege contra ataques de fuerza bruta distribuidos. Para activar esta protección se comparte la IP de los visitantes que tratan de acceder al sitio con un servicio facilitado por ithemes.com. Para detalles sobre la política de privacidad, por favor, ve la política de privacidad de iThemes.
Save settings
Cookies settings