Golondrinas, aviones y vencejos

La llegada de la primavera se anuncia cada año en nuestras ciudades y pueblos con la llegada de unas alegres, bulliciosas y acrobáticas aves procedentes de África: las golondrinas, los aviones y los vencejos. Pero a pesar de que pasarán la primavera y el verano sobrevolando nuestras cabezas lo cierto es que la mayoría de personas confunden unas con otras, cuando reconocerlas adecuadamente es francamente sencillo… vamos a ver cómo.

Parecidas pero diferentes.

Golondrinas aviones y vencejos comparten algo muy importante, todas son aves insectívoras que capturan a sus presas en vuelo. Ello hace que muestren una serie de adaptaciones comunes. como unos picos cortos en una cabeza aplanada y ancha que esconde una boca amplia que actúa como un embudo, o unas alas más o menos largas y puntiagudas para un vuelo rápido y ágil. Sin embargo estas semejanzas pueden ser engañosas, en realidad los vencejos no son parientes de las golondrinas y los aviones (que pertenecen al orden de los paseriformes, al igual que nuestro querido gorrión), y las semejanzas se deben a procesos de convergencia adaptativa; el mismo que hace un delfín y un atún muestren similitudes por adaptación a una forma de vida similar, aunque uno sea mamífero y otro sea pez.

Desde el punto de vista de la persona que comienza a interesarse por las aves, estas especies tienen un gran valor como herramienta de aprendizaje: sus semejanzas son sólo superficiales, y una observación más detenida permite percibir con claridad sus diferencias. Además, aunque todas suelen volar alternando aleteos con planeos, la cadencia y altura de vuelo habitual muestran diferencias más o menos sutiles, algo que resultará enormemente útil para entrenar nuestro ojo en estos importantes detalles. Por último, sus voces y cantos nos permitirán jugar a detectar la presencia de estas aves sin levantar la vista de la calle, otro entrenamiento genial para cuando subamos el nivel de dificultad y nos adentremos en campos y bosques.

Golondrinas, aviones y vencejos

Golondrinas:

En España hay presentes dos especies de golondrinas, ambas de presencia estival: la golondrina común (Hirundo rustica) y la golondrina dáurica (Cecropis daurica). De ambas, es la común la asociada al hombre, principalmente en pueblos y afueras de las ciudades (es rara en el interior de los núcleos urbanos pues requiere de amplio espacios abiertos para cazar). La dáurica es una especie que puede criar en algún edificio abandonado en un pueblo, pero suele mostrarse mucho más recelosa que la común en este aspecto.

Ambas golondrinas comparten una silueta muy similar, caracterizada por unas alas largas y puntiagudas y una cola de gran longitud y profundamente ahorquillada. Estas aves tienen tendencia a volar a baja altura, en ocasiones a ras del terreno, algo mucho menos frecuente en aviones y vencejos, con un aleteo alegre con cambios direccionales espectaculares.

Distinguir ambas especies resulta sencillo, pues mientras que la golondrina común presenta un dorso oscuro homogéneo (negro con brillos violáceos) y un vientre claro con la garganta oscura, la dáurica presenta un distintivo obispillo crema (plumas en el dorso justo antes del nacimiento de la cola) y vientre y garganta claros. Además, según practiquemos y entrenemos el ojo, nos daremos cuenta de que las formas de la golondrina dáurica son menos agudas que las de la común (puntas de alas y cola más romas).

Aviones:

En la península podemos observar tres especies de avión: el común (Delichon urbicum), el zapador (Riparia riparia) y el roquero (Ptyonoprogne rupestris). De estos, solo el roquero es residente (está presente todo el año en nuestros cielos), ya que común y zapador son aves de fenología estival. Otra diferencia la encontramos en los hábitats de nidificación; el común suele formar sus colonias de cría en edificios de ciudades y pueblos, el zapador excava nidos en taludes arenosos a orillas de ríos y graveras, mientras el roquero prefiere cortados y paredes rocosas naturales. De esto podemos deducir correctamente que en nuestros pueblos y ciudades observaremos al avión común, pero debemos de tener en cuenta que en algunas localidades pueden aparecer también cualquiera de las otras dos si existe un hábitat adecuado (ríos que atraviesan la ciudad en el caso del zapador o cortados cercanos a edificios realizados en piedra, como castillos y similares en el caso del avión roquero).

Los tres aviones muestran una silueta similar, mucho más compacta que la de las golondrinas, pues sus alas y sobre todo sus colas son más cortas que las de aquellas. Además tienen tendencia a volar a alturas mayores y realizar un vuelo más enérgico y algo menos acrobático. Lo más destacado del avión común es lo contrastado de su plumaje, entre el dorso negro (de nuevo con brillos violáceos) en el que destaca un obispillo blanco como la nieve y unas zonas ventrales blanco puro. Los otros aviones, zapador y roquero, muestran tonalidades dorsales ocres (sin marcar ningún obispillo), con el vientre claro en el primero y más “sucio” en el segundo.

Nidos: Golondrina común vs avión común.

Golondrinas, aviones y vencejosTanto la golondrina común como el avión común construyen nidos de barro adheridos a edificios, lo que genera confusión entre la mayoría de personas. En realidad los nidos son muy diferentes, el de la golondrina tiene forma de medio cuenco abierto por la parte superior, y suele estar adherido a la pared aprovechando cualquier elemento que sirva de sujeción extra en su base (unos cables, un clavo, un farol,…) a no demasiada altura -habitualmente a la altura de la calle o un segundo piso- y a cubierto de algún soportal o tejadillo, o incluso dentro de un edificio abandonado, garaje abierto,…

El avión por el contrario suele preferir lugares más elevados (aunque en ausencia de enclaves propicios puede bajar también hasta un segundo piso) dónde llega a formar colonias muy nutridas y con los nidos muy juntos e incluso solapados. Estos nidos están también adheridos por su parte superior al saliente de los tejados, de forma que forman una cámara interior totalmente cerrada salvo por un orifico de entrada y salida.

¿Y los vencejos? Dado que estas aves tienen problemas para levantar el vuelo desde el suelo, no pueden obtener barro para hacer ningún tipo de nido. Ellos se limitan a criar en grietas y huecos de edificios en los que construyen un mínimo nido empleando elementos tomados en el aire y que son mezclados con su saliva.

Vencejos:

Los vencejos reflejan como pocas especies la perfecta adaptación al medio aéreo alcanzada por las aves. Estamos ante unos seres que viven en el aire, no solo se alimentan cazando insectos al vuelo, también duermen, beben y hasta copulan mientras vuelan. Tanto es así que es normal que nuestros vencejos pasen muchos meses seguidos sin detener su vuelo en ningún momento.

De los vencejos presentes en la península, el común (Apus apus), el pálido (Apus pallidus) y el real (Tachymarptis melba), son los dos primeros lo que ocupan nuestras ciudades y pueblos, el común por toda España (muy puntual y localizado en el archipiélago canario) y el pálido más restringido a las regiones mediterráneas y sur peninsular (e Islas Canarias). Ambas especies resultan tan similares que resulta difícil distinguirlas por observación, resultando más sencillo distinguir sus voces y llamadas, más cortas en el vencejo pálido que en el común.

Estas aves presentan una característica silueta de vuelo dominada por sus largas y estrechas alas que recuerdan a la hoja de una guadaña, un aspecto oscuro casi negro (aunque en realidad su plumaje es de un tono ocre), y una forma de volar enérgica y rápida, con aleteos potentes muy característicos.

El vencejo real presenta un tamaño muy superior a las otras especies y un vientre claro, algo que permite reconocerlo con suma facilidad. Si bien no es una especie que frecuente nuestros pueblos y ciudades puede observarse surcando los cielos en las localidades próximas a sus zonas de cría (paredes rocosas, cortados fluviales,…), o incluso contando con colonias instaladas en edificios urbanos o puentes, presas, y otras infraestructuras similares.

Golondrinas, aviones y vencejos

Patrón de abundancia (registros) de las cinco especies más frecuentes en nuestros pueblos y ciudades a lo largo del año (fenología). En el gráfico podemos observar como el grueso de la población de vencejo común está presente entre los meses de mayo y agosto, mientras que para la golondrina común y el avión común el periodo se amplia desde marzo-abril hasta septiembre-octubre. Fuente: eBird.org

Fuente: Escuela Aves de Barrio   SEO Birldlife

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre su uso de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis. View more
Cookies settings
Aceptar
No
Polí­tica de privacidad y cookies
Privacy & Cookies policy
Cookie nameActive

Quiénes somos

La dirección de nuestra web es: https://simientedisidente.com. Lo que sigue es la política de privacidad de datos que puedan ofrecerse por quienes interacciones con este sitio.

Tu información de contacto

Simientedisidente.com cumple con la normativa de privacidad de los datos. Al solicitar los boletines, autorizas a la La Delicia de Leer a recabar y tratar automatizadamente en un fichero del que es responsable todos tus datos. En cualquier momento podrás ejercitar los derechos de acceso, cancelación, rectificación y oposición de tus datos personales, de conformidad con lo establecido en la Ley 15/1999, de 13 de diciembre sobre Protección de Datos de Carácter Personal. La Delicia de Leer se compromete a no ceder a terceros los datos facilitados.

Qué datos personales recogemos y por qué los recogemos

Comentarios

Esta web no tiene habilitada la opción de comentarios, pero si la tuviera en algún momento lo que sigue garantiza la privacidad de los datos suministrados para ello: Cuando los visitantes dejan comentarios en la web, recopilamos los datos que se muestran en el formulario de comentarios, así como la dirección IP del visitante y la cadena de agentes de usuario del navegador para ayudar a la detección de spam. Una cadena anónima creada a partir de tu dirección de correo electrónico (también llamada hash) puede ser proporcionada al servicio de Gravatar para ver si la estás usando. La política de privacidad del servicio Gravatar está disponible aquí: https://automattic.com/privacy/. Después de la aprobación de tu comentario, la imagen de tu perfil es visible para el público en el contexto de su comentario.

Medios

Si subes imágenes a la web deberías evitar subir imágenes con datos de ubicación (GPS EXIF) incluidos. Los visitantes de la web pueden descargar y extraer cualquier dato de localización de las imágenes de la web.

Cookies

Si dejas un comentario en nuestro sitio puedes elegir guardar tu nombre, dirección de correo electrónico y web en cookies. Esto es para tu comodidad, para que no tengas que volver a rellenar tus datos cuando dejes otro comentario. Estas cookies tendrán una duración de un año. Si tienes una cuenta y te conectas a este sitio, instalaremos una cookie temporal para determinar si tu navegador acepta cookies. Esta cookie no contiene datos personales y se elimina al cerrar el navegador. Cuando inicias sesión, también instalaremos varias cookies para guardar tu información de inicio de sesión y tus opciones de visualización de pantalla. Las cookies de inicio de sesión duran dos días, y las cookies de opciones de pantalla duran un año. Si seleccionas "Recordarme", tu inicio de sesión perdurará durante dos semanas. Si sales de tu cuenta, las cookies de inicio de sesión se eliminarán. Si editas o publicas un artículo se guardará una cookie adicional en tu navegador. Esta cookie no incluye datos personales y simplemente indica el ID del artículo que acabas de editar. Caduca después de 1 día.

Contenido incrustado de otros sitios web

Los artículos de este sitio pueden incluir contenido incrustado (por ejemplo, vídeos, imágenes, artículos, etc.). El contenido incrustado de otras web se comporta exactamente de la misma manera que si el visitante hubiera visitado la otra web. Estas web pueden recopilar datos sobre ti, utilizar cookies, incrustar un seguimiento adicional de terceros, y supervisar tu interacción con ese contenido incrustado, incluido el seguimiento de tu interacción con el contenido incrustado si tienes una cuenta y estás conectado a esa web.

Plugin de Seguridad

La dirección IP de los visitantes, el ID de los usuarios conectados y el nombre de usuario de los intentos de acceso se registran de manera condicional para comprobar actividad maliciosa y proteger el sitio de tipos específicos de ataques. Ejemplos de condiciones en las que se hace registro son los intentos de acceso, solicitudes de desconexión, solicitudes de URLs sospechosas, cambios en el contenido del sitio y cambios de contraseñas. Esta información se conserva durante 60 días.

Con quién compartimos tus datos

La Delicia de Leer se compromete a no ceder a terceros los datos facilitados. Este sitio se ha analizado para buscar malware y vulnerabilidades potenciales usando SiteCheck de Sucuri. No enviamos información personal a Sucuri; no obstante, Sucuri podría encontrar información personal publicada públicamente (como la que hay en los comentarios) durante su análisis. Para más detalles, por favor, ve la política de privacidad de Sucuri.

Cuánto tiempo conservamos tus datos

Si dejas un comentario, el comentario y sus metadatos se conservan indefinidamente. Esto es para que podamos reconocer y aprobar comentarios sucesivos automáticamente en lugar de mantenerlos en una cola de moderación. De los usuarios que se registran en nuestra web (si los hay), también almacenamos la información personal que proporcionan en su perfil de usuario. Todos los usuarios pueden ver, editar o eliminar su información personal en cualquier momento (excepto que no pueden cambiar su nombre de usuario). Los administradores de la web también pueden ver y editar esa información. Los registros de seguridad se conservan 60 días.

Qué derechos tienes sobre tus datos

Si tienes una cuenta o has dejado comentarios en esta web, puedes solicitar recibir un archivo de exportación de los datos personales que tenemos sobre ti, incluyendo cualquier dato que nos hayas proporcionado. También puedes solicitar que eliminemos cualquier dato personal que tengamos sobre ti. Esto no incluye ningún dato que estemos obligados a conservar con fines administrativos, legales o de seguridad.

Dónde enviamos tus datos

Los comentarios de los visitantes puede que los revise un servicio de detección automática de spam. Este sitio es parte de una red de sitios que se protege contra ataques de fuerza bruta distribuidos. Para activar esta protección se comparte la IP de los visitantes que tratan de acceder al sitio con un servicio facilitado por ithemes.com. Para detalles sobre la política de privacidad, por favor, ve la política de privacidad de iThemes.
Save settings
Cookies settings