Un nuevo marco mundial para la protección de la biodiversidad

Todas las especies están interconectadas. El hecho de que no podamos ver sus vínculos o medir su llamado beneficio o servicio a la humanidad, no significa que no contribuyen al equilibrio de nuestro planeta. Un ambiente sano es un derecho humano en muchas maneras. Nos permite disfrutar de nuestros derechos básicos, pero también vivir en paz. La evidencia creciente muestra que el declive de la biodiversidad y el deterioro y la destrucción de los ecosistemas conducen a crisis sociales y humanitarias masivas, e incluso a conflictos armados.

Hace casi diez años, el Convenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica aprobó los Objetivos de Aichi para la protección global de las especies. Las evidencias muestran que las medidas tomadas no han sido suficientes. ¿Cómo debería ser un nuevo marco general de protección de la diversidad biológica?

En el año 2010, la comunidad ambiental global celebró la aprobación de una significativa decisión del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CBD, por sus siglas en inglés). Las partes establecieron un nuevo plan de trabajo [1] para el periodo de 2011 a 2020, implementado a través de los Objetivos de Aichi, como parte de un amplio marco sobre biodiversidad para todo el sistema de Naciones Unidas.

Hoy, casi llegando al fin del plan de trabajo, las evidencias muestran que las acciones realizadas no han sido suficientes para alcanzar los objetivos y que más medidas urgentes y efectivas son necesarias para reducir las amenazas a la biodiversidad. La evaluación intermedia sobre la consecución de los objetivos mostró que ningún objetivo estaba en camino de estar cumplido, salvo el Objetivo 16, relativo a la entrada en vigor y funcionamiento del Protocolo de Nagoya. En su sexta sesión plenaria, la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES, por sus letras en inglés) aprobó una serie de evaluaciones regionales y subregionales de biodiversidad y servicios ecosistémicos, y proporcionó resúmenes de estas a tomadores de decisiones. Aunque todos destacan la importancia de la biodiversidad para el bienestar de los seres humanos, también señalan que las amenazas a la biodiversidad continúan incrementándose, incluyendo al cambio climático, las especies exóticas invasoras, la contaminación y el uso insostenible de los recursos.[2]

El reporte global sobre biodiversidad, publicado en mayo de este año por la IPBES y aprobado durante su séptima sesión plenaria en París, es una de las más extensas evaluaciones de este tipo. Muestra una disminución de los hábitats naturales sin precedentes en la historia de la humanidad, con la alarmante cifra de un millón de especies que enfrentan la extinción.

El mensaje principal aclara que la naturaleza está produciendo más alimentos, energía y materiales para los seres humanos que nunca, pero esto es a expensas de su capacidad de seguir haciéndolo en el futuro. Además, muestra con ejemplos claros la distribución desigual de los recursos naturales. Quizá uno de los casos más alarmantes es el de la producción alimentaria: mientras hay suficiente alimentos para cubrir las necesidades globales, el 11% de la populación global sufre mala nutrición.

Cabe señalar que el resumen para tomadores de decisiones[3] utiliza un lenguaje claro para nombrar a los impulsores del declive de la naturaleza: el crecimiento continuo de la población, el aumento del poder adquisitivo y del consumo per cápita. Además, enuncia claramente que un “todo sigue igual” ya no es posible y subraya la necesidad urgente de cambios sustanciales hacia reformas del mercado.

En 2020, la 15ª Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica (COP 15) deberá aprobar un nuevo Marco Global de Biodiversidad (GBF, por sus siglas en inglés), que podría representar una nueva oportunidad para responder a estas crisis urgentes. La Decisión 14/343[4], aprobada en Sharm El Sheik durante la COP 14, define los pasos hasta la COP 15. Se estableció un grupo abierto de trabajo, que se reúne durante el periodo entre las sesiones para apoyar la preparación del GBF posterior a 2020 e invita a la Asamblea General de las Naciones Unidas a que convoque a una cumbre de alto nivel sobre biodiversidad en 2020, a nivel de Jefes de Estado y Jefes de Gobierno. La Decisión también formula una serie de principios que forman la base del plan de acción y establece un proceso de consulta abierto a la sociedad civil. Esto incluye la posibilidad de asistir a reuniones regionales de consulta y, mediante propuestas, realizar aportes a los documentos de discusión preparados por el Secretariado de la Convención.

La sociedad civil tiene una influencia relevante en el CBD

Es justo reconocer que el CBD está abierto en gran medida a la sociedad civil, pero no debemos perder de vista que cuando se abre una puerta para quienes son titulares de derechos y partes interesadas, es posible que se abra una puerta aún más grande para los intereses privados. La influencia de las corporaciones en los organismos ambientales de la ONU es evidente y, desafortunadamente, está creciendo en el CBD. En 2017, un grupo de organizaciones de la sociedad civil alertó de que una empresa de relaciones públicas de biotecnología había contratado a varias personas para participar en un foro de expertos en línea, organizado por el Secretariado del CBD, que debía proporcionar asesoría sobre biología sintética.[5] Las evidencias mostraron que, aunque las personas fueron nominadas como expertos independientes, estaban claramente coordinadas para influir las discusiones. Gracias a las acciones inmediatas de la sociedad civil, la COP 14 adoptó un procedimiento para evitar o enfrentar conflictos de interés en los grupos de trabajo.[6] Este fue ciertamente un paso importante, pero aún no es suficiente para detener y prevenir la influencia de las corporaciones en la Convención en su totalidad.

En este contexto, la participación de la sociedad civil en la adopción de un nuevo Marco Global de Biodiversidad es más relevante que nunca. En la primera ronda de propuestas, diversas organizaciones mencionaron varios problemas comunes , que incluyen:

  • La necesidad de abordar los verdaderos impulsores y responsables del declive de la biodiversidad. A este respecto, se han mostrado niveles de progreso bajos a moderados en el llamado proceso de integración dentro de la Convención; recientemente se ha establecido un grupo de trabajo para trabajar en un plan de acción a largo plazo.
  • Un mecanismo efectivo de rendición de cuentas, que está ausente no solo en el CBD, sino en todos los principales acuerdos ambientales; se debe implementar un mecanismo para garantizar que las Partes cumplan con sus compromisos.
  • La crítica a la idea de incluir un sistema de compromiso voluntario en el nuevo GBF, similar al Acuerdo de París bajo el proceso de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Mientras que algunos argumentan que podría crear la voluntad política tan necesaria, otros opinan que este sistema tiene varias desventajas, incluida la inevitable brecha entre lo que debe hacerse y lo que las Partes están dispuestas a hacer.

Una de las ideas comunes entre varias organizaciones es, que el nuevo Marco Global de Biodiversidad debe tener un enfoque sólido basado en los derechos y para eso hay buenas razones. Según un informe de Global Witness, el año 2017 ha sido el más mortífero para los defensores ambientales de que se tenga registro. Al menos 207 personas fueron asesinadas, y se ha vinculado a la agroindustria con la mayoría de estos crímenes..[7] Aunque es inconcebible que tantas vidas humanas sean perdidas en aras de las ganancia, es esta misma codicia la que está llevando a la extinción de varias especies – con una tasa de extinción entre 1,000 y 10,000 veces mayor que la natural-. ¿Quién debe protegerlas si no pueden hablar por sí mismas?

Todas las especies están interconectadas. El hecho de que no podamos ver sus vínculos o medir su llamado beneficio o servicio a la humanidad, no significa que no contribuyen al equilibrio de nuestro planeta. Un ambiente sano es un derecho humano en muchas maneras. Nos permite disfrutar de nuestros derechos básicos, pero también vivir en paz. La evidencia creciente muestra que el declive de la biodiversidad y el deterioro y la destrucción de los ecosistemas conducen a crisis sociales y humanitarias masivas, e incluso a conflictos armados. Un ejemplo claro es la extinción del Lago Chad en África, que ha provocado el desplazamiento de alrededor de 2 millones de personas. Muchas de ellas han llegado a estados tan vulnerables que, debido a la competencia por los recursos, han surgido conflictos armados.

Se deben considerar algunos elementos técnicos al adoptar un nuevo Marco Global de Biodiversidad, pero reconocer que la biodiversidad es vida probablemente debería ser el punto de partida para su elaboración. Para proteger la vida, necesitamos justicia y acciones concretas para alejarnos de las vías de desarrollo que la amenazan.

 

[1] UNEP/CBD/COP/DEC/X/2

[2] Accessible en https://www.ipbes.net/outcomes

[3] Accessible en https://www.biodiversidad.gob.mx

[4] CBD/COP/DEC/14/34

[5] http://genedrivefiles.synbiowatch.org/2017/12/01/conflict-of-interest-cbd/

[6] CBD/COP/DEC/14/33

[7] Global Witness. (2017). At What Cost? Irresponsible Business and the Murder of Land and Environmental Defenders in 2017. Accessible en: https://www.globalwitness.org/en/campaigns/environmental-activists/defenders-annual-report/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre su uso de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis. View more
Cookies settings
Aceptar
No
Polí­tica de privacidad y cookies
Privacy & Cookies policy
Cookie nameActive

Quiénes somos

La dirección de nuestra web es: https://simientedisidente.com. Lo que sigue es la política de privacidad de datos que puedan ofrecerse por quienes interacciones con este sitio.

Tu información de contacto

Simientedisidente.com cumple con la normativa de privacidad de los datos. Al solicitar los boletines, autorizas a la La Delicia de Leer a recabar y tratar automatizadamente en un fichero del que es responsable todos tus datos. En cualquier momento podrás ejercitar los derechos de acceso, cancelación, rectificación y oposición de tus datos personales, de conformidad con lo establecido en la Ley 15/1999, de 13 de diciembre sobre Protección de Datos de Carácter Personal. La Delicia de Leer se compromete a no ceder a terceros los datos facilitados.

Qué datos personales recogemos y por qué los recogemos

Comentarios

Esta web no tiene habilitada la opción de comentarios, pero si la tuviera en algún momento lo que sigue garantiza la privacidad de los datos suministrados para ello: Cuando los visitantes dejan comentarios en la web, recopilamos los datos que se muestran en el formulario de comentarios, así como la dirección IP del visitante y la cadena de agentes de usuario del navegador para ayudar a la detección de spam. Una cadena anónima creada a partir de tu dirección de correo electrónico (también llamada hash) puede ser proporcionada al servicio de Gravatar para ver si la estás usando. La política de privacidad del servicio Gravatar está disponible aquí: https://automattic.com/privacy/. Después de la aprobación de tu comentario, la imagen de tu perfil es visible para el público en el contexto de su comentario.

Medios

Si subes imágenes a la web deberías evitar subir imágenes con datos de ubicación (GPS EXIF) incluidos. Los visitantes de la web pueden descargar y extraer cualquier dato de localización de las imágenes de la web.

Cookies

Si dejas un comentario en nuestro sitio puedes elegir guardar tu nombre, dirección de correo electrónico y web en cookies. Esto es para tu comodidad, para que no tengas que volver a rellenar tus datos cuando dejes otro comentario. Estas cookies tendrán una duración de un año. Si tienes una cuenta y te conectas a este sitio, instalaremos una cookie temporal para determinar si tu navegador acepta cookies. Esta cookie no contiene datos personales y se elimina al cerrar el navegador. Cuando inicias sesión, también instalaremos varias cookies para guardar tu información de inicio de sesión y tus opciones de visualización de pantalla. Las cookies de inicio de sesión duran dos días, y las cookies de opciones de pantalla duran un año. Si seleccionas "Recordarme", tu inicio de sesión perdurará durante dos semanas. Si sales de tu cuenta, las cookies de inicio de sesión se eliminarán. Si editas o publicas un artículo se guardará una cookie adicional en tu navegador. Esta cookie no incluye datos personales y simplemente indica el ID del artículo que acabas de editar. Caduca después de 1 día.

Contenido incrustado de otros sitios web

Los artículos de este sitio pueden incluir contenido incrustado (por ejemplo, vídeos, imágenes, artículos, etc.). El contenido incrustado de otras web se comporta exactamente de la misma manera que si el visitante hubiera visitado la otra web. Estas web pueden recopilar datos sobre ti, utilizar cookies, incrustar un seguimiento adicional de terceros, y supervisar tu interacción con ese contenido incrustado, incluido el seguimiento de tu interacción con el contenido incrustado si tienes una cuenta y estás conectado a esa web.

Plugin de Seguridad

La dirección IP de los visitantes, el ID de los usuarios conectados y el nombre de usuario de los intentos de acceso se registran de manera condicional para comprobar actividad maliciosa y proteger el sitio de tipos específicos de ataques. Ejemplos de condiciones en las que se hace registro son los intentos de acceso, solicitudes de desconexión, solicitudes de URLs sospechosas, cambios en el contenido del sitio y cambios de contraseñas. Esta información se conserva durante 60 días.

Con quién compartimos tus datos

La Delicia de Leer se compromete a no ceder a terceros los datos facilitados. Este sitio se ha analizado para buscar malware y vulnerabilidades potenciales usando SiteCheck de Sucuri. No enviamos información personal a Sucuri; no obstante, Sucuri podría encontrar información personal publicada públicamente (como la que hay en los comentarios) durante su análisis. Para más detalles, por favor, ve la política de privacidad de Sucuri.

Cuánto tiempo conservamos tus datos

Si dejas un comentario, el comentario y sus metadatos se conservan indefinidamente. Esto es para que podamos reconocer y aprobar comentarios sucesivos automáticamente en lugar de mantenerlos en una cola de moderación. De los usuarios que se registran en nuestra web (si los hay), también almacenamos la información personal que proporcionan en su perfil de usuario. Todos los usuarios pueden ver, editar o eliminar su información personal en cualquier momento (excepto que no pueden cambiar su nombre de usuario). Los administradores de la web también pueden ver y editar esa información. Los registros de seguridad se conservan 60 días.

Qué derechos tienes sobre tus datos

Si tienes una cuenta o has dejado comentarios en esta web, puedes solicitar recibir un archivo de exportación de los datos personales que tenemos sobre ti, incluyendo cualquier dato que nos hayas proporcionado. También puedes solicitar que eliminemos cualquier dato personal que tengamos sobre ti. Esto no incluye ningún dato que estemos obligados a conservar con fines administrativos, legales o de seguridad.

Dónde enviamos tus datos

Los comentarios de los visitantes puede que los revise un servicio de detección automática de spam. Este sitio es parte de una red de sitios que se protege contra ataques de fuerza bruta distribuidos. Para activar esta protección se comparte la IP de los visitantes que tratan de acceder al sitio con un servicio facilitado por ithemes.com. Para detalles sobre la política de privacidad, por favor, ve la política de privacidad de iThemes.
Save settings
Cookies settings