Arboglifos / La Huella de los pastores Vascos

Arboglifos

Existe un nuevo y floreciente campo en el mundo de la Arqueología; es el estudio de los grabados tallados en árboles de las culturas del pasado. A estas tallas en los árboles se les llama arboglifos (literalmente significa escritura de los árboles, en  USA también se les denomina árboles culturalmente modificados, CMT).  En EE.UU. los grabados que se encuentran en la corteza de los álamos a lo largo el noroeste del Pacífico y el oeste americano han sido realizados por pastores vascos y americanos principalmente. También se han documentado en el norte de California y en áreas como Boise, Idaho, y en Aspen y Steamboat Springs, Colorado.

mapa_arboglifos_mallea

Según los arqueólogos, tallar formas y símbolos en árboles vivos probablemente haya sido una práctica habitual en las civilizaciones de todo el mundo, aunque quedan muy pocos árboles modificados que tengan más de un centenar de años. Los arboglifos se graban en la madera viva, con lo que la vida útil queda limitada habitualmente a la del árbol – a diferencia de los petroglifos, que pueden datar de hace miles de años, los grabados arbóreos están entre las artes más fugaces de las culturas antiguas.

arboglifo-5-photo-university-of-nevada

Probablemente los arboglifos más estudiados son los realizados por los inmigrantes vascos que dejaron España para trabajar como pastores en el oeste de los Estados Unidos a mediados del siglo XIX. Miles de hombres vascos dejaron sus aldeas en las montañas del norte de España y emigraron a América en busca de una vida mejor. A mediados de la década de 1900, otros vinieron para escapar de una guerra civil que terminó con la llegada al poder del dictador Francisco Franco. El pastoreo les llevaba a pasar largos meses de soledad en algunos de los bosques más remotos del continente. Durante meses, vivieron en remotas alamedas cercanas a los prados, donde pastaban sus ovejas. Solos y lejos de sus familias, los pastores grabaron con nostalgia sus nombres, pensamientos y fantasías sobre los árboles. Algunas de las imágenes son elaboradas, evocadoras de los profundos anhelos de unos hombres solitarios en una tierra nueva y extraña. Otras son crudamente pornográficas. (Sobre el tema del sexo de nuestros aitonas a nosotros no ha cambiado en exceso)

arboglifo-9-photo-the-society-of-environmental-journalists

El experto más importante en arboglifos es el profesor Joxe Mallea-Olaetxe, profesor de historia vasca en la Universidad de Nevada, en Reno. Durante las últimas décadas, ha registrado alrededor de 20.000 grabados de árboles a lo largo de California, Nevada y Oregon, que se remontantan hasta finales del siglo pasado. Mantiene una base de datos de 13.000 a 14.000 grabados en su ordenador, y cree que lo que ha visto “es, probablemente, una parte muy pequeña de lo que hay ahí fuera.”” Sobre todo es historia. Para mí eso es lo que son”, dice Mallea-Olaetxea. “No hemos tenido estas tallas, ¿cómo sabes que estaban cuidando ovejas en los montes, por ejemplo, sobre eso no hay nada escrito. Siendo el País Vasco muy pequeño, y no teniendo muchos habitantes, es importante saber que hicieron, dónde estuvieron, cuánto tiempo, en fin… todas esas cosas. Y la única información que tenemos proviene de los árboles.” Estos grabados proporcionan un registro histórico de la presencia, experiencias y pensamientos de los pastores vascos en los bosques americanos desde mediados del s. XIX hasta 1950. Debido a la relativamente corta vida útil del álamo temblón (80-120 años), un número significativo de tallas se están perdiendo por la edad, enfermedades, plagas y el fuego. Es difícil encontrar ejemplos de tallas que se remonten a más de un siglo de antigüedad. Sin embargo, los investigadores han encontrado ejemplares de arboglifos muy antiguos en árboles caídos o muertos que permanecen en pie.

Los arboglifos son una mezcla única de arte popular y la documentación histórica. Para los pastores, la corteza lisa y blanca de los álamos era su soporte natural. Todo lo que se necesita es un pequeño cuchillo, o una navaja. Se realizaba una pequeña incisión apenas visible en el tronco con la que se formaban palabras o imágenes. Y entonces todo lo que había que hacer era esperar a que la naturaleza siguiera su curso. “La talla no se empieza a apreciar hasta pasados tres o cuatro años”, dice Mallea, “cuando el árbol empieza a trabajar en la incisión. Al salir la savia exuda la herida, con el tiempo el proceso de curación del árbol oscurece las marcas, destacándose sobre la madera pálida del álamo.” La calidad y la legibilidad de las tallas varía mucho. Un grabador experto sabía cómo escoger el árbol apropiado y la herramienta adecuada, cómo hacer una incisión muy fina con la profundidad adecuada para fomentar la cicatriz perfecta que saldría a los pocos años, de manera que quedase una representación permanente y no distorsionada de su nombre, mensaje o arte. “Es el árbol el que hace la talla, no el pastor”, explica Mallea-Olaetxe.

arboglifo_miguelarboglifo-mallea

Es importante entender que los pastores de ovejas fueron tallando sus mensajes y dibujos para su propio disfrute y para otros pastores. La función principal de estos grabados vivos era la de transmitir mensajes, información sobre lugares convennientes para el pastoreo. También contenían temas sobre la nostalgia de la patria, o representaban el anhelo profundo del deseo de una mujer durante los largos días de verano, o, en algún caso individual, servían para expresar sus creencias políticas. Ese es el caso de los “graffiti” de Joaquín Gándara, un pastor con convicciones políticas que tallaba sus mensajes afectado por los derroteros que afectaban a la España de la Guerra civil en la decáda de 1930 y la llegada al poder del franquismo posterior.

arboglifo-10-joaquin-gandara

¡Viva la república. Muerte a los fascistas “, escribió en 1937.

Y el 27 de julio de 1938: “El fascismo y el comunismo son los dos extremos del salvajismo. ¡Viva la república agraria liberal “.

Luego, en lo que parece ser 1944, cinco años después del final de la guerra: “¡Muerte a los fascistas, separatistas, clérigos, los fanáticos, dictadores, a los políticos y a los ricos. ¡Viva la república libre …

Para el profesor Joxe Mallea-Olaetxe, los arboglifos representan una crónica de la vida occidental única y poco conocida. “Es una historia de la clase obrera, “saturada de humanidad, escrita por el propio pueblo sin ser revisada por  gobernantes o empresarios poderosos. No es una historia académica al uso, en este sentido es lo más democrático que se puede conseguir.”

en Italia tambien se describe una práctica parecida…podéis verla en el siguiente enlace: http://www.scrittedeipastori.it/

Nota. Mi padre, el día que dejó las ovejas y su trabajo como pastor, dejó la fecha grabada en la corteza de un  árbol…. (cosas mías)

Fuentes: El libro de Joxe Mallea-Olaetxe “Speaking Through the Aspens: Basque Tree Carvings in California and Nevada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre su uso de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis. View more
Cookies settings
Aceptar
No
Polí­tica de privacidad y cookies
Privacy & Cookies policy
Cookie nameActive

Quiénes somos

La dirección de nuestra web es: https://simientedisidente.com. Lo que sigue es la política de privacidad de datos que puedan ofrecerse por quienes interacciones con este sitio.

Tu información de contacto

Simientedisidente.com cumple con la normativa de privacidad de los datos. Al solicitar los boletines, autorizas a la La Delicia de Leer a recabar y tratar automatizadamente en un fichero del que es responsable todos tus datos. En cualquier momento podrás ejercitar los derechos de acceso, cancelación, rectificación y oposición de tus datos personales, de conformidad con lo establecido en la Ley 15/1999, de 13 de diciembre sobre Protección de Datos de Carácter Personal. La Delicia de Leer se compromete a no ceder a terceros los datos facilitados.

Qué datos personales recogemos y por qué los recogemos

Comentarios

Esta web no tiene habilitada la opción de comentarios, pero si la tuviera en algún momento lo que sigue garantiza la privacidad de los datos suministrados para ello: Cuando los visitantes dejan comentarios en la web, recopilamos los datos que se muestran en el formulario de comentarios, así como la dirección IP del visitante y la cadena de agentes de usuario del navegador para ayudar a la detección de spam. Una cadena anónima creada a partir de tu dirección de correo electrónico (también llamada hash) puede ser proporcionada al servicio de Gravatar para ver si la estás usando. La política de privacidad del servicio Gravatar está disponible aquí: https://automattic.com/privacy/. Después de la aprobación de tu comentario, la imagen de tu perfil es visible para el público en el contexto de su comentario.

Medios

Si subes imágenes a la web deberías evitar subir imágenes con datos de ubicación (GPS EXIF) incluidos. Los visitantes de la web pueden descargar y extraer cualquier dato de localización de las imágenes de la web.

Cookies

Si dejas un comentario en nuestro sitio puedes elegir guardar tu nombre, dirección de correo electrónico y web en cookies. Esto es para tu comodidad, para que no tengas que volver a rellenar tus datos cuando dejes otro comentario. Estas cookies tendrán una duración de un año. Si tienes una cuenta y te conectas a este sitio, instalaremos una cookie temporal para determinar si tu navegador acepta cookies. Esta cookie no contiene datos personales y se elimina al cerrar el navegador. Cuando inicias sesión, también instalaremos varias cookies para guardar tu información de inicio de sesión y tus opciones de visualización de pantalla. Las cookies de inicio de sesión duran dos días, y las cookies de opciones de pantalla duran un año. Si seleccionas "Recordarme", tu inicio de sesión perdurará durante dos semanas. Si sales de tu cuenta, las cookies de inicio de sesión se eliminarán. Si editas o publicas un artículo se guardará una cookie adicional en tu navegador. Esta cookie no incluye datos personales y simplemente indica el ID del artículo que acabas de editar. Caduca después de 1 día.

Contenido incrustado de otros sitios web

Los artículos de este sitio pueden incluir contenido incrustado (por ejemplo, vídeos, imágenes, artículos, etc.). El contenido incrustado de otras web se comporta exactamente de la misma manera que si el visitante hubiera visitado la otra web. Estas web pueden recopilar datos sobre ti, utilizar cookies, incrustar un seguimiento adicional de terceros, y supervisar tu interacción con ese contenido incrustado, incluido el seguimiento de tu interacción con el contenido incrustado si tienes una cuenta y estás conectado a esa web.

Plugin de Seguridad

La dirección IP de los visitantes, el ID de los usuarios conectados y el nombre de usuario de los intentos de acceso se registran de manera condicional para comprobar actividad maliciosa y proteger el sitio de tipos específicos de ataques. Ejemplos de condiciones en las que se hace registro son los intentos de acceso, solicitudes de desconexión, solicitudes de URLs sospechosas, cambios en el contenido del sitio y cambios de contraseñas. Esta información se conserva durante 60 días.

Con quién compartimos tus datos

La Delicia de Leer se compromete a no ceder a terceros los datos facilitados. Este sitio se ha analizado para buscar malware y vulnerabilidades potenciales usando SiteCheck de Sucuri. No enviamos información personal a Sucuri; no obstante, Sucuri podría encontrar información personal publicada públicamente (como la que hay en los comentarios) durante su análisis. Para más detalles, por favor, ve la política de privacidad de Sucuri.

Cuánto tiempo conservamos tus datos

Si dejas un comentario, el comentario y sus metadatos se conservan indefinidamente. Esto es para que podamos reconocer y aprobar comentarios sucesivos automáticamente en lugar de mantenerlos en una cola de moderación. De los usuarios que se registran en nuestra web (si los hay), también almacenamos la información personal que proporcionan en su perfil de usuario. Todos los usuarios pueden ver, editar o eliminar su información personal en cualquier momento (excepto que no pueden cambiar su nombre de usuario). Los administradores de la web también pueden ver y editar esa información. Los registros de seguridad se conservan 60 días.

Qué derechos tienes sobre tus datos

Si tienes una cuenta o has dejado comentarios en esta web, puedes solicitar recibir un archivo de exportación de los datos personales que tenemos sobre ti, incluyendo cualquier dato que nos hayas proporcionado. También puedes solicitar que eliminemos cualquier dato personal que tengamos sobre ti. Esto no incluye ningún dato que estemos obligados a conservar con fines administrativos, legales o de seguridad.

Dónde enviamos tus datos

Los comentarios de los visitantes puede que los revise un servicio de detección automática de spam. Este sitio es parte de una red de sitios que se protege contra ataques de fuerza bruta distribuidos. Para activar esta protección se comparte la IP de los visitantes que tratan de acceder al sitio con un servicio facilitado por ithemes.com. Para detalles sobre la política de privacidad, por favor, ve la política de privacidad de iThemes.
Save settings
Cookies settings