100 medidas para mejorar la naturaleza en las ciudades

Con el título  “100 medidas para la conservación de la biodiversidad en entornos urbanos”, SEO/BirdLife presenta hoy una  publicación de referencia para los responsables de la toma de decisiones y las políticas en el ámbito local para la incorporación de la conservación de la biodiversidad en la planificación y gestión de pueblos y ciudades.

El objetivo de la publicación es promover la participación activa de la sociedad en la naturalización de los entornos urbanos, por lo que puede ser utilizada como guía para que los vecinos, a título individual, o a través de colectivos, puedan impulsar acciones en sus localidades.

Las 100 medidas que se recogen se consideran necesarias para la conservación de la biodiversidad en entornos urbanos. Agrupadas en seis ámbitos como la gestión municipal, la expansión urbanística, los edificios e infraestructuras, las infraestructuras verdes, espacios y especies, educación y participación, las 100 medidas van acompañadas con más de sesenta casos prácticos y reflexiones que profundizan en algunos de los temas.

La publicación es el resultado de la experiencia directa de SEO/BirdLife en diversos proyectos de conservación de la biodiversidad urbana desarrollados a lo largo de los últimos 15 años en Cantabria (principalmente en los municipios de Astillero y Santander) y cuenta, además, con contribuciones que reflejan experiencias de diferentes ciudades españolas.

“En un mundo cada vez más urbanizado las ciudades deben ser más saludables, más amables y ofrecer mayor calidad de vida a sus ciudadanos. Necesitamos un mundo rico en biodiversidad, donde el ser humano y la naturaleza convivan en armonía, también en las ciudades”, reconoce Asunción Ruiz, directora de SEO/BirdLife.

En esta misma línea, para Ignacio Fernández, técnico de SEO/BirdLife y autor del manual, “la principal batalla para frenar la sexta extinción no tendrá lugar en selvas tropicales lejanas, sino que se librará en las más cercanas junglas de hormigón. Es evidente que no vamos a conservar águilas imperiales, urogallos o avutardas en áreas urbanas. Pero su futuro puede depender de que entre todos consigamos una sociedad que se preocupe por la conservación de los gorriones, golondrinas y vencejos que habitan nuestras ciudades.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.